Un neonazi, al tribunal: «No soy racista, odio a los moros porque son el enemigo»

El secretario del partido Estado Nacional Europeo está acusado de difundir ideología nazi a través de su revista, ‘Intemperie’. Ha apelado a la libertad de expresión para justificar sus opiniones.

El secretario del partido Estado Nacional Europeo, acusado de difundir ideología nazi a través de su revista, ha apelado est emartes a la libertad de expresión para justificar sus opiniones y ha negado ser racista ante el tribunal que le juzga, pese a confesar su "odio a los moros porque son el enemigo".

En el juzgado penal número 7 de Barcelona se ha iniciado este martes el juicio contra el secretario de Estado Nacional, José Antonio G. y otros dos supuestos miembros del Consejo de Redacción de la revista de la formación "Intemperie, para quienes el Fiscal pide hasta cuatro año y medio de cárcel por publicar artículos que trivializaban y negaban el Holocausto e incluían referencias humillantes al pueblo judío.

El principal acusado y secretario del partido nazi, que en junio pasado sufrió una arritmia severa que obligó a suspender su juicio al poco de iniciarse, ha reconocido que él mismo supervisaba los artículos que se publicaban en la revista Intemperie, que se distribuía a familiares, afiliados y simpatizantes del partido.

Esos artículos, que también se publicaban en la página web de la formación, incluyen insultos y comentarios vejatorios contra judíos, homosexuales, negros y musulmanes que, según el Fiscal, constituyen un delito de difusión de ideas genocidas y contra las libertades públicas. José Antonio G., de 79 años y que ha asumido en exclusiva la responsabilidad de esas publicaciones exculpando a los otros dos acusados, ha alegado que su objetivo era "dar conocimientos para poder ser más libres, porque si se coarta la libertad de expresión se coarta la libertad de elegir", y para mostrar su desacuerdo con el sistema político imperante.

Los artículos incluyen insultos contra judíos, homosexuales, negros y musulmanes"Es una opinión como tantas que se exponen", ha defendido el líder neonazi en relación a un artículo que arremete contra "la liberación sexual incontrolada, la legitimación de parejas de hecho, la promoción de enfermos mentales y degenerados maricones y tortilleras del rollo guay". La pregunta de una de las defensas sobre su xenofobia ha dado pie al acusado a exponer ante la juez su ideología: "no es racismo, es odio a los moros porque son mis enemigos", ha sentenciado, tras cargar contra los árabes por "robar" los antiguos territorios españoles del Sáhara, reclamar como suya parte de la Península Ibérica y "sodomizar" a los tripulantes de los barcos de pesca españoles que faenan en aguas marroquíes.

El procesado ha repartido también ataques a los Mossos d'Esquadra, a los que ha tildado de "policía política" cuya actuación, según su versión, motivó que muchos militantes se dieran de baja de Estado Nacional por temor a las "torturas" que afirma que la policía catalana infligía a detenidos en la comisaría de Les Corts. José Antonio G. ha reconocido también ser el titular del correo electrónico panzer88@, nombre que no ha tenido reparos en admitir hace referencia a los carros de combate nazis y a las iniciales de la invocación "Heil Hitler", palabras que comienzan por la octava letra del abecedario.

Por su parte, los otros dos acusados, Diego Luis B. y Andrés P., han negado ser autores de los artículos enjuiciados y formar parte del consejo de redacción de la revista, en el que dicen haber sido incluidos sin su consentimiento. Paralelamente a las penas de cárcel, el fiscal de Delitos de Odio y Discriminación, Miguel Ángel Aguilar, ha solicitado al Ministerio de Interior que inicie el proceso para la ilegalización de Estado Nacional Europeo, así como el cierre de la página web de la formación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...