Un muerto y cinco heridos en ataques a tres iglesias cristianas coptas en Egipto

COMENTARIO Una vez más las creencias religiosas son causa de enfrentamientos y muertes. El laicismo propugna el respeto a las creencias y el derecho a la libertad de conciencia y la libre convivencia entre todas las personas sin injerencia religiosa en la política.


Al menos un cristiano copto murió y cinco más resultaron heridos tras un ataque perpetrado este Viernes Santo de forma simultánea contra tres iglesias en la ciudad egipcia de Alejandría, en el norte del país.

La agencia oficial de noticias MENA explica que las iglesias fueron atacadas por tres personas que entraron en los templos y agredieron a los fieles cristianos con arma blanca, y afirmó que uno de ellos, "que padece problemas psicológicos", ha sido detenido.

El portavoz de la Catedral de San Sergio, en Alejandría, el párroco Yohana Nasif, explicó que la única víctima mortal tenía 78 años y que los heridos son seis, pero no quiso comentar la información oficial ni dar detalles sobre la identidad o la orientación política de los agresores.

Nasif afirmó que las agresiones "no fueron simultáneas", y explicó que los tres templos agredidos, Mary Guergues, Al Quedisien y Al-Adra, están ubicados en los barrios Yanaklis, Sidi Beshr y Al Hadra, estos dos últimos separados por unos 12 kilómetros de distancia.

También dijo que la Iglesia copta ha hecho un llamamiento a favor de la calma tras el ataque, el último episodio de violencia desde los incidentes ocurridos en octubre pasado en Alejandría entre musulmanes y miembros de la minoría copta, alrededor de una décima parte de los 73 millones de egipcios.

Ese mes fanáticos islámicos atacaron cuatro iglesias y más de 140 tiendas de cristianos después de que corriera la noticia de que la iglesia de Mar (San) Girgis difundía un DVD en el que se ridiculizaba al Islam y a su profeta.

Aquellos ataques fueron seguidos por disturbios que acabaron con tres muertos y ochenta heridos cuando la Policía cargó contra una manifestación de 3.000 musulmanes que pretendían atacar una iglesia en el barrio oriental de Muharram Bik.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...