Un movimiento nacional-católico cada vez más cercano al poder en Polonia

La extrema derecha y los grupos abiertamente fascistas tienen una larga historia en Polonia. El movimiento democrático nacionalque comenzó a finales del siglo XIX y se hizo fuerte en la década de 1930 es la inspiración para muchas de las ideas

La idea nacional era algo particularmente fuerte en Polonia debido a que el país fue repartido. No había ningún estadista polaco y muchos de ellos se vieron obligados a integrarse en otras culturas, como por ejemplo, a través de la germanización forzada. Después de la fallida sublevación de 1863, muchos buscaron inspirar sentimientos nacionalistas polacos más fuertes. Este nacionalismo tuvo su lado más odioso, con movimientos como los Demócratas Nacionales contra otros grupos étnicos en el área que ahora es Polonia. Aunque no participaron en las particiones de Polonia, la gran comunidad judía fue también uno de los principales objetivos del odio nacionalista.

La historia de Polonia es complicada. Las diferentes formaciones políticas, compartiendo todas convicciones nacionalistas, siguieron caminos distintos y lucharon por el poder. Los acontecimientos en Rusia en 1917 desempeñaron un gran papel en el desarrollo de los movimientos nacionalistas y anticomunistas. Después del golpe de Pilsudski en 1926, los demócratas nacionales formaron grupos paramilitares y se disputaron el poder con Pilsudski, que tenía un mayor control de las fuerzas armadas. En ese momento los demócratas nacionales se radicalizan y los elementos más radicales, como el Campamento Nacional Radical (ONR), o entonces la ONR-Falanga entraron en la dirección del fascismo en los años 30.

Los fascistas polacos de hoy, a excepción de Sangre y Honor, Combate 18 y nacionalistas autónomos, se inspiran en estos movimientos nacionales y fascistas. Sangre y Honor, y Combate 18 pueden categorizarse como neonazis, mientras que los fascistas polacos tienen raíces diferentes. El fascismo en Polonia es más cercano a las tradiciones de la Falange en España que a Mussolini, y la mayoría se distancia de las ideas de los nazis de Alemania. Las organizaciones fascistas polacas generalmente reclaman algúntipo de continuación de los movimientos fascistas de preguerra. Una de las principales organizaciones fascistas es ONR y Falanga también existe, aunque es más pequeño, NOP —Renacimiento Nacional Polaco— también pretende ser el sucesor de la preguerra ONR-Falanga.

NOP es parte del frente nacional europeo, misma organización internacional que aglutina Golden Dawn, la Falange Española y Forza Nuova de Italia. También tiene buenos lazos con el partido nacional británico (BNP) y el MSR desde España. Abogan por el sindicalismo nacional. Existen desde 1981, pero solo recientemente promueven la idea del sindicalismo nacional, probablemente porque han sido marginales durante mucho tiempo, mientras que el anarcosindicalismo y sindicalismo reformista son ampliamente conocidos por el pueblo. Leyendo la prensa nacionalista está muy claro que esta nueva tendencia para la promoción nacional sindicalista está directamente inspirada en sus viajes a España y contactos con el MSR. Estos fascistas no tienen actividad ni credibilidad entre la clase obrera, pero están tratando de construir en esa dirección.

Los jóvenes All-Polish son un grupo de extrema derecha muy cercano al fascismo, con fuerte inspiración carlista y Demócrata Nacional. Se vincularon a la Liga de familias polacas, que gobernaron en coalición hace unos años. Algunos miembros de esta organización extrema, incluso los que han participado en ataques violentos contra los izquierdistas, las minorías y las feministas, trabajaron en el Gobierno, por ejemplo, en el Ministerio de Educación o en la televisión pública. (La cúpula de Polonia TV hace unos años era un skinhead del NOP que se pasó a la Liga de familias polacas). No era la primera vez que personas con ideas de extrema derecha subían al poder en Polonia pero la magnitud de esto era preocupante. Se celebraron elecciones anticipadas y este partido está actualmente fuera del Parlamento, pero estas personas y otras cercanas a sus ideas todavía desempeñan un papel en la vida política. Muchas de las ideas de la extrema derecha polaca son aceptadas en gran parte de la corriente conservadora. Esto hace fácil para ellos encontrar simples consignas para movilizar a más gente.

Durante años hubo varias diferencias entre ONR y NOP y eran una especie de grupos nacionalistas rivales. Las marchas nacionalistas durante el Día de la Independencias Polaca les unió. Los antifascistas en el pasado fueron capaces de pararlos. Sin embargo después de que parte de los antifascistas entrase en coalición con los neoliberales europeístas, diferentes partes del movimiento nacionalista fueron capaces de conseguir amplia simpatía de otros conservadores y la marcha del día de la independencia se convirtió en un evento de desaprobación a Europa, el liberalismo y el izquierdismo. Durante los últimos tres años, decenas de miles de personas marchan con los fascistas el día de la independencia.

Inspirado en Jobbik de Hungría, los nacionalistas pensaron en formar partido y meterse en política. Formaron el Ruch Narodowy (Movimiento Nacional) el año pasado después de la marcha. Las principales fuerzas son los jóvenes All-Polish, ONR y otros nacionalistas. Uno de los líderes es un ex diputado que solía estar en el partido Ley y Justicia. Otra persona importante que inspiró a este movimiento es el principal libertario capitalista, que también es un conservador y un monárquico, que durante los últimos años ha estado tratando de unir a toda la derecha (esto no significa que sus ideas económicas sean dominantes). Tienen una Unión de soldados y el apoyo de algunos parlamentarios actuales y anteriores.

Otro grupo fascista es Nacionalistas Autónomos, que son nacionalistas socialistas. Esta tendencia existe en otros países de Europa y son conocidos por copiar el método de lucha anarquista. También hay otros grupos fascistas y ultraderechistas que son absolutamente marginales, como algunos grupos paganos o exotéricos. Los grupos fascistas que están más cercanos al poder político son tal vez los más preocupantes, ya que afectan más a la sociedad con su pensamiento. Son capaces de reunir a gente alrededor de algunas cuestiones y luego exponerlos a ideas más radicales. Pero está claro que el movimiento nacional no tiene ningún conjunto claro de ideas económicas.

Mientras la economía empeora para los trabajadores, y más personas caen en la pobreza extrema, los movimientos nacionalistas y fascistas se dividen en aquellos que se consideran socialistas y los que no. En su mayoría sus lemas son «gran Polonia católica» y tratan cuestiones de orgullo nacional, contra todo lo que ven que socava lo que ellos consideran la cultura tradicional polaca, contra lo que consideran son extranjeros patrocinados, contra los derechos homosexuales, etc.

Nuestra idea es que solo una actividad constante dentro de la clase obrera puede dar perspectivas de combatir los crecientesmovimientos, que están envenenando cabezas con ideas conservadoras en dirección anti-libertaria. Hemos visto que cuando hemos tenido éxito, podemos arreglárnoslas para contrarrestar esto y hacer que la gente piense en cuáles son nuestros verdaderosenemigos: el capitalismo y el Estado y todo lo que divide a la clase trabajadora.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...