Un millar de zaragozanos alegan contra el reglamento de protocolo del Ayuntamiento

El Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL) ha presentado esta mañana en el Registro del Consistorio de Zaragoza un millar de alegaciones en contra del Reglamento de Protocolo del Ayuntamiento. Esta asociación, nacida recientemente, reivindica la completa aconfesionalidad del Estado recogida por la Constitución.

El Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL) ha presentado este viernes en el Registro del Ayuntamiento cerca de un millar de firmas de zaragozanos que alegan en contra del reglamento de protocolo del Ayuntamiento. Esta organización asegura que, en un Estado aconfesional, como lo reconoce la Constitución española, se obligue desde el Consistorio de la capital aragonesa a los concejales de la Corporación a asistir a procesiones de carácter religioso, como la de este domingo del Corpus Christi.

Así, Antonio Aramayona, Amparo Sánchez y Chema Gregorio, como tres miembros de este movimiento, se han acercado al Registro del Ayuntamiento para presentar este millar de alegaciones que han sido recogidos por diferentes puntos de la ciudad. “Aspiramos a un Estado laico, aconfesional, y por lo tanto todas las instituciones públicas tienen que ser aconfesionales; es decir, tiene que haber una separación real entre lo que es institución pública, Estado, Ayuntamiento y autonomías respecto de la Iglesia católica”, ha expresado Aramayona.

“Nosotros tenemos siempre el máximo respeto a todas las confesiones religiosas”, ha explicado Gregorio, “pero la Corporación municipal no debe asistir, ni ninguna representación política”. Ni siquiera en fechas tan señaladas como la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, según esta organización. “Pueden asistir como personas individuales pero no representando al Ayuntamiento”, han manifestado esta organización.

Por último, Amparo Sánchez ha destacado el gran colectivo de creyentes cristianos y comprometidos que defienden también esta postura, “de un Estado laico”, porque ellos sí que ven que eso hay que dejarlo para lo personal”.

Entre sus próximas acciones, además, está una campaña para la promoción y la realización de la apostaría de la Iglesia Católica, con la presentación de la documentación correspondiente en actos colectivos y públicos. Entre sus objetivos MHUEL se propone también abogar por la derogación del Concordato y los Acuerdos entre el Estado y la Iglesia Católica, por una ley de la eutanasia y por una revisión de la actual normativa actual sobre el aborto, así como reivindica una escuela pública y laica. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...