Un marroquí degüella a su hija por irse a vivir con su novio, de religión católica

Un crimen de honor ha conmocionado a los italianos. Una joven de ascendencia marroquí, ha sido asesinada por su propio padre. Es Sanaa Dafani, una joven de 18 años, que ha muerto a manos de su padre en la localidad de Pordenone, al noreste de italia.

Después de intentar asesinarla durante una semana sin conseguirlo, Mohamed Dafani, un ayudante de cocinero, la mató este martes a cuchilladas.

La familia de la joven consideraba que les había deshonrado, porque se había ido a vivir con un hombre mayor que ella, de religión católica.

La sociedad italiana está conmocionada por este suceso, además, porque la madre de Sanaa ha declarado que la culpa de todo la tiene el novio de su hija, y su propia hija.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...