Un kamikaze islamista se inmola frente a una comisaría de policía en Nigeria

La policía sospecha de la secta yihadista radical Boko Haram Decenas de vehículos fueron incendiados por la explosión En otro atentado, mueren cuatro niños en la localidad de Damboa

Un supuesto atacante suicida ha detonado este jueves sus explosivos frente al cuartel de la policía de Abuja, dijeron varios funcionarios, dejando varios muertos y exponiendo un serio deterioro de la seguridad en la nación del oeste de África.

Nadie se adjudicó inmediatamente la responsabilidad, pero la policía sospecha de la secta islamista radical Boko Haram, que ha estado detrás de los ataques casi diarios en el remoto noreste y reivindicó una serie de ataques con bombas en lugares más alejados el mes pasado.

Decenas de vehículos fueron incendiados por la explosión, que sacudió un estacionamiento fuera del edificio lanzando una densa columna de humo negro. Trabajadores de la Cruz Roja cargaron bolsas con cuerpos en ambulancias, pero dijeron que era muy pronto como para informar la cifra de muertos.

"Tenemos dos cuerpos enteros, uno quemado imposible de reconocer. Luego tenemos partes de cuerpos y no es posible determinar cuántos han muerto", dijo Umar Mairiga, de la Cruz Roja.

Supuesto suicida

El portavoz policial Olusola Amore indicó que el vehículo que transportaba al supuesto atacante frenó fuera del edificio y se dirigió al estacionamiento para ser controlado.

"El guardia de tráfico que ingresó al vehículo del atacante para dirigirlo al estacionamiento murió junto a él", dijo Amore.

La Agencia Nacional de Manejo de Emergencias también dijo que sospechaba de un atacante suicida.

De confirmarse, sería el primer ataque suicida en la nación más poblada de Africa.

La explosión en lo que debería ser uno de los edificios más seguros de Nigeria planteó interrogantes sobre la seguridad nacional, tres semanas después de que el presidente Goodluck Jonathan asumió el poder.

Testigos dijeron que el inspector general de la policía, Hafiz Ringim, había ingresado al edificio poco antes de la explosión. Ringim fue citado esta semana diciendo que los días de Boko Haram estaban "contados".

Mueren cuatro niños en Damboa

Horas después de la explosión en Abuja, cuatro niños murieron por una aparente bomba colocada cerca de una iglesia en la localidad de Damboa, a unos 90 kilómetros al sur de la ciudad nororiental de Maiduguri.

Boko Haram, que reclama una aplicación más amplia de la estricta ley sharia en todo Nigeria, ha conducido ataques casi a diario en Maiduguri en los últimos meses.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...