Un juez investigará a una monja implicada en el robo de bebés

La Fiscalía de Madrid remite a los juzgados una denuncia contra ‘sor María’ al apreciar indicios de delito en un caso de 1982 con final feliz

Un juzgado de instrucción de Madrid tramitará en los próximas días la primera denuncia remitida por la Fiscalía Provincial por un caso de 'bebé robado' en 1982 que tuvo un final feliz.
El Ministerio Público considera que hay indicios suficientes para actuar contra una monja que aparece en el centro de la trama de las desapariciones de recién nacidos en la comunidad desde los años 60.
Se trata de María Gómez Valbuena, más conocida como 'Sor María', una hermana de la Caridad que trabajó en la maternidad de Santa Cristina y que se le vincula con el doctor Eduardo Vela, hombre "clave" en el entramado de compra venta de bebés y cuyo nombre, como el de 'sor María', aparece en decenas de denuncias que investiga la Fiscalía.
El fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, confirmó este jueves que la monja octogenaria fue citada y prestó declaración la semana pasada como "denunciada". Pero la religiosa, que acudió acompañada de su abogado, se acogió a su derecho a no declarar.
Tras esta última diligencia, el fiscal jefe dio por concluidas las pesquisas y en breve remitirá la denuncia al Juzgado Decano para su reparto entre alguno de los 55 órganos de instrucción. Es la primera vez que la Fiscalía Provincial llega tan lejos en una comunidad dónde ha tramitado o tramita más de 200 denuncias, de las que al menos 60 han acabado archivadas por falta de indicios.
La Almudena
En algunos casos, el fiscal jefe ha ordenado la practica de exhumaciones para comprobar las iregularidades de las partidas de defunción. Este jueves mismo se llevó a cabo un desenterramiento en el cementerio de La Almudena. La policía judicial halló restos oseos de un recién nacido y tomó una muestra de ADN para cotejarla con la denunciante. En otros casos no se han encontrado restos, lo que da fuerza a la hipótesis de que hubo sustracción del bebé.
Sin embargo, el caso que llegará a los tribunales es bien diferente. El abogado Guillermo Peña, que trabaja para el colectivo SOS Bebés Robados, apunta que podría tratarse de la denuncia más completa de todas cuantas ha tramitado la Fiscalía de Madrid, ya que las pruebas contra la monja 'Sor María' son "contundentes".
Se trata del caso de María Luis Torres, una mujer que en marzo de 1982 tuvo a una niña en la clínica Santa Cristina, un centro que se ocupaba de madres solteras con pocos recursos. María Luisa acudió al centro porque había oído que 'Sor María' le ayudaría. Pero tras el parto la monja le quitó el bebé entre amenazas. "Como protestes, te denunciaré por adulterio y te quitarán también a tu otra hija", le advirtió.
Su hija estuvo desaparecido hasta el pasado junio, cuando ambas se reecontraron 29 después en un programa de televisión gracias a las gestiones del padre adoptivo. Este, engañado, había denunciado los hechos y aportado pruebas de que 'sor María' cobró por la adopción ilegal. No había duda, el ADN de madre e hija coincidían y la responsable de la desaparición seguía viva, por lo que su responsabilidad penal sigue vigente.
Concentración de integrantes de la Plataforma de Afectados de Clínicas de toda España de la Causa de Niños Robados llevada a cabo en Madrid. / Archivo

Archivos de imagen relacionados

  • bebes-robados2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...