Un joven católico muere apaleado por protestantes en el Ulster

Un adolescente católico de la localidad de Ballymena (Irlanda del Norte) murió ayer víctima de una brutal paliza que recibió el domingo por la noche a manos de un grupo de jóvenes protestantes. Su familia está convencida de que el chico fue asesinado por el simple hecho de ser católico, y la policía ya ha señalado que el crimen es de "naturaleza sectaria".

El adolescente, Michael McIlveen, de 15 años, fue atacado con bates de béisbol cuando iba a comprar una pizza en un local cercano a su casa. Según los testigos, McIlveen se fue al suelo y sus agresores aprovecharon para saltar sobre su cara. Pese a la violencia del ataque, el chico consiguió levantarse y llegar hasta su casa caminando, pero allí se desmayó y tuvo que ser ingresado en un hospital. Cuatro hombres y un menor de edad fueron arrestados.

Peter Hain, ministro británico para Irlanda del Norte, calificó el crimen como "un ataque sectario que recuerda a Irlanda del Norte sus días más sombríos".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...