Un instituto madrileño veta a una alumna con pañuelo islámico

Educación asegura que respeta el reglamento interno de los centros, aprobado por los Consejos Escolares Los compañeros de clase de Najwa ven «injusto» que ella pueda llevar la cabeza tapada y el resto no

La Dirección del Instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón aseguró que en "todo momento ha respetado el derecho a la educación" de Najwa, la alumna de 4º de la ESO, que práctica religión musulmana y a la que se prohibió la entrada a clase por cubrirse la cabeza con el 'hiyab' islámico. Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid explicaron que ellos respetan los reglamentos internos de cada centro, que son aprobados por los Consejos Escolares y recordaron que ese respeto es algo que se reconoce en la propia Ley Orgánica de Educación (LOE) y en el Decreto de Convivencia elaborado por la Comunidad de Madrid.

Según los responsables del centro, el artículo 32 del Reglamento del Régimen Interior expresa que "en el interior del edificio no se permitirá el uso de gorras ni de ninguna otra prenda que cubra la cabeza". Asimismo, señalan que "una parte de la comunidad educativa solicitó la aplicación de este artículo" y que "como funcionarios públicos es nuestra obligación hacer cumplir este Reglamento".

También afirmaron que en su momento se consultó al Consejo Escolar y éste manifestó que "el reglamento debe ser aplicado" y apuntaron que una vez recibidas las propuestas de modificación del artículo "se va a reunir de nuevo el Consejo Escolar para votar las mismas". Desde la Dirección, aseguraron que han consultado "a instancias superiores" y que están "a la espera de una respuesta escrita".

El Gobierno regional estableció que tienen que ser los centros quienes elaboren sus propias normas internas y consideraron que se trata de una decisión que tomó el IES, desde donde se insiste en que se respetó el derecho a educación de la alumna en cuestión.

SUS COMPAÑEROS, EN CONTRA DEL CAMBIO

Najwa decidió hace un par de meses cubrir su cabeza con el 'hiyab', por lo que el centro de acuerdo con su reglamento la prohibió la entrada a clase por incumplimiento de la norma, la separó del resto de sus compañeros y la habilito una zona de visitas donde el resto de alumnos la llevaban los deberes y algunos profesores acudían a explicarla asuntos de las materias.

Sus compañeros ven "injusto" que ella pueda llevar la cabeza tapada y el resto no. "Independientemente de la religión, en el instituto se consiguió que se retiraran los crucifijos, por lo que si hay gente que practica la religión católica no es justo que ellos no puedan tener su crucifijo en la clase y ella pueda llevar el velo", puntualizó Adriana, una alumna del instituto.

Por su parte, Marta, otra alumna, destacó que "éste es un colegio laico y el pañuelo es un símbolo religioso y no se puede llevar". Asimismo, quiso precisar que "el velo lo lleva desde hace poco, un par de meses y, parece que ha sido un poco como respuesta a que no se puede llevar" y recalcó "si viene aquí se tiene que adaptar".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...