Un imán salafista reúne a unos 3.500 fieles en Lleida

El imán de Lleida Abdelwahab Houzi, próximo a la corriente salafista, reunió ayer en el pabellón azul del recinto ferial municipal a cerca de 3.500 fieles para celebrar la oración del final del Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes. El Ayuntamiento decidió ceder este espacio a la comunidad islámica cada viernes después de que la mezquita de la calle Nord, de la que se encargaba Houzi, fuera cerrada por superar en varios centenares de personas el aforo permitido.

El imán reclama un solar de entre 5.000 y 7.000 metros cuadrados. Asegura que los viernes acudían al rezo cerca de 1.200 fieles cuando el aforo de la mezquita era de 240 personas, y pide al Ayuntamiento un local mientras busca dónde construir un nuevo templo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...