Un gorila crucificado preside el altar de una antigua iglesia londinense

Es obra del británico Paul Fryer y una de las piezas más destacadas de la exposición «La edad de lo maravilloso»

La figura de un gorila crucificado preside el altar de la antigua iglesia de la Santa Trinidad en el barrio londinense de Marylebone, convertida en una galería de arte donde este mes se expone una muestra inspirada en los Cuartos de las Maravillas populares en el siglo XVI.

El gorila, una de las piezas más destacadas de la exposición La edad de lo maravilloso, es obra del artista británico Paul Fryer, quien, para elaborarlo, contó con la ayuda de un antiguo empleado del museo de cera de Londres y un especialista en implantes capilares.

Fryer declaró al periódico Evening Standard que, pese a lo que pueda parecer, su intención no es ofender, puesto que él mismo es creyente, sino llamar la atención sobre la necesidad de conservación de los gorilas africanos. «Sólo espero que la gente entienda que el espíritu es crear debate y hacer pensar, y no ofender», dijo al diario.

Otra obra suya potencialmente polémica es un Cristo en una silla eléctrica, en lo que quiere ser una versión contemporánea de la Pietà. Otros trabajos que se exhiben son, por ejemplo, la escultura de una mujer subida a una morsa, del galardonado Keith Tyson, y una cabeza de Juan Bautista de Martin Sexton.

Según el comisario de la muestra, Joe La Placa, las obras expuestas en la antigua iglesia no son blasfemas. «Estamos tan aclimatados a la sorpresa y el horror de los Jóvenes Artistas Británicos (generación dedicada al arte conceptual en el Reino Unido) que tendemos a fijarnos en el aspecto sensacionalista, pero la gente encuentra estos trabajos muy conmovedores», indicó al periódico.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...