Un estudio europeo aconseja a España garantizar la enseñanza religiosa

A todas las confesiones en igualdad de condiciones: Pide «posibilitar la contratación del profesorado de religión islámica y evangélica»

COMENTARIO:  ¿Y qué ocurre con quienes no tienen ninguna creencia religiosa, pero si otro tipo de convicciones? ¿Y quienes tienen religiones diferentes a la católica, evangélica o musulmana?  Todavía hay muchos que no han terminado de leerse la Declaración Universal de Derechos Humanos, ni la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones de 1981, donde claramente se recoge que no puede existir discriminación por religiones o convicciones, y que unas y otras tienen el mismo valor jurídico y protección. Sin embargo este estudio, patrocinado por el Consejo de Europa, fiel valedor de la religión y el multiconfesionalismo, reclama MÁS enseñanza religiosa, olvidando el calro estatuto privilegiado de la religión en la escuela y el total olvido de los derechos de quienes tienen otras creencias o convicciones. Una vez más queda patente que la única manera de respetar adecuadamente las creencias y convicciones de TODAS las personas, es sacando la religión fuera de la escuela. Lo dice la propia Declaración en su artículo 6 e) La de enseñar la religión o las convicciones en lugares aptos para esos fines. Y la escuela no lo es pues discrimina a unas y beneficia a otras.


Uno de los desafíos del sistema educativo español es que los poderes públicos deben garantizar, de manera "real" y "efectiva", la enseñanza religiosa a todas las confesiones en igualdad de condiciones en los centros sostenidos con fondos públicos, según un proyecto de investigación europeo.

Esta es una de las recomendaciones que figuran en un proyecto de investigación auspiciado por el Consejo de Europa sobre "Educación y la diversidad religiosa en el Mediterráneo occidental", en el que ha participado, por parte de España, la Universidad de La Rioja (UR), junto a otras de Italia, Argelia y Marruecos.

Este proyecto está integrado por grupos de investigación de las universidades de Bergamo (Italia), Ferhat Abbas de Sétif (Argelia), Mohammed V Souissi de Rabat (Marruecos) y La Rioja, a través de la directora de su Cátedra UNESCO Ciudadanía Democrática y Libertad Cultural, Ana María Vega, y de su profesor de Pedagogía de la Religión, Roberto Germán Zurriaráin.

Vega ha explicado a Efe que este trabajo de investigación, con una duración de tres años y que finalizó el pasado mes de diciembre, se ha centrado en los desafíos planteados por la diversidad religiosa en los sistemas educativos de los cuatro países, mediante el análisis de varios aspectos planteados a estudiantes del primer ciclo de la enseñanza pública secundaria, de entre 12 y 15 años.

Este estudio, cuyas conclusiones se han elaborado ahora, no analiza el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que elimina la asignatura de Educación para la Ciudadanía en todos los niveles educativos y que diseña nuevas materias alternativas a la enseñanza de la religión.

Esta investigación europea indica que las autoridades educativas de las distintas comunidades autónomas deben cumplir los desarrollos normativos del acuerdo suscrito por España en 1992 con las minorías religiosas islámica y evangélica.

Ha añadido que las comunidades deben "posibilitar la contratación del profesorado de religión islámica y evangélica cuando se corrobore una demanda suficiente de las familias en los centros escolares", fijada en un mínimo de diez peticiones por colegio.

Otro de los desafíos del sistema educativo español que plantea el documento, ha subrayado, es que las religiones deben asumir un papel "más activo" en la educación intecultural y cívica, "sin renunciar por eso a su enfoque confesional".

"Este planteamiento enseñaría a los alumnos a articular de modo razonable la proyección pública de sus convicciones religiosas mediante una argumentación que debe respetar las reglas de juego democrático, de forma que quien no compartiera sus creencias podría, incluso, admitirlas", ha defendido Vega.

Para ella, es preciso facilitar a los profesores un conocimiento sólido y básico de las distintas culturas y religiones que están presentes en el contexto escolar español.

Cree que los profesores necesitan adquirir las competencias necesarias para diagnosticar aquellos materiales y métodos de enseñanza y aprendizaje más apropiados para desarrollar las competencias propias de una educación intercultural inclusiva.
Ello, ha indicado, requiere contar con políticas educativas que propicien la adecuación y la actualización de los planes de estudio de las Facultades de Educación en este sentido y que favorezcan la participación del profesorado en los programas de formación continua.

Archivos de imagen relacionados

  • religiones mundo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...