Un estudio de problemas eréctiles, motivo de chanza entre islamistas y laicos

Problemas de peso o influencia religiosa: un estudio sobre salud sexual entre los turcos ha revelado que el mayor índice de problemas eréctiles se da en la provincia de Konya, conocida por su conservadurismo religioso y político, pero también donde la obesidad está más extendida.

En general, las conclusiones de la investigación sobre salud sexual, presentadas anoche y realizadas por la Sociedad Turca de Andrología, indican que dos tercios de los hombres del país eurasiático tienen problemas de erección.

Pese a la gravedad de ese dato, el asunto ha sido tomado a chanza por los habitantes de Esmirna, la región en la que los problemas de erección son, al parecer, menores.

El conocido secularismo y tendencias izquierdistas de esta provincia han dado pie a que se extienda el comentario jocoso de que el laicismo es bueno para la erección mientras que el fundamentalismo conduce a la impotencia.

Pero aparte de bromas, el estudio, realizado entre más de 66.000 hombre de 15 a 82 años, refleja graves problemas eréctiles en la población, debido a las condiciones de vida o a la malnutrición.

Los análisis realizados mostraron que la mayoría de los turcos tiene niveles de peso, presión sanguínea y azúcar en sangre por encima de los ideales.

Entre ellos, los hombre de Konya son los más obesos y con la cintura más ancha, mientras que los de Esmirna son los más altos.

Entre los representantes de Esmirna, sin embargo, estas explicaciones científicas pesaron menos que el comentario general de que el mérito de su "victoria" son las mujeres de la zona, famosas en Turquía por su belleza.

A la presentación en Estambul del estudio, conducido en colaboración con la farmacéutica germana Bayer, acudieron delegaciones de las 25 provincias analizadas, con excepción de Konya, cuyos habitantes han protestado por las conclusiones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...