Un diputado israelí rompe un Nuevo Testamento y lo arroja a la basura

Michale Ben Ari, de Unión Nacional califica el Libro Sagrado de «abominable»

El diputado israelí Michael Ben Ari, del partido Unión Nacional, rompió hoy en pedazos un ejemplar del Nuevo Testamento que una editorial envió a los parlamentarios, calificó el libro de "abominable" y lo tiró a la basura, según informó el portal digital de noticias israelí NRG.

El ultranacionalista Ben Ari consideró el envío del ejemplar bíblico "una provocación" y, tras rasgar y arrancar varias de sus hojas, lo tiró a la basura, según el medio, que publica una foto en la que se le puede ver rompiendo un libro.

El Nuevo Testamento había sido enviado a los miembros de la Cámara como obsequio por la editorial Sociedad Bíblica en Israel, especializada en la edición de textos religiosos cristianos.

El parlamentario protestó por la distribución a los miembros de la Kneset (Parlamento israelí) de este material, que calificó de "libro abominable, que motivó el asesinato de millones de judíos en la Inquisición y autos de fe".

También lo consideró "una provocación" por parte de los "misioneros de la iglesia", y aseguró que "no hay duda que el lugar para este libro y los que lo han enviado es el cubo de la basura de la historia".

Efe se puso en contacto con el portavoz de Ben Ari, que declinó explicar su versión de los hechos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...