Un diputado de Chihuahua (México) comunica en plena misa una ayuda de pintura e impermeabilizante para la iglesia

Durante una misa en la parroquia de San Juan Evangelista, el diputado del PAN Miguel La Torre Sáenz tomó el micrófono y, a lado del párroco que oficiaba el servicio, presumió ante los feligreses la entrega de un apoyo para la iglesia.

El apoyo consistió, según informó Comunicación Social del Grupo Parlamentario del PAN, en pintura e impermeabilizante para la iglesia en la ciudad de Chihuahua.

La entrega fue aprovechada por La Torre para dar un discurso a los presentes en la misa y, de paso, ponerse a la orden del párroco.

“Veníamos a entregar esto, pero bueno, gracias por la oportunidad de saludarlos, platicar con ustedes y decirles que estamos a sus órdenes, padre, a la orden, como siempre y estamos ahí en el Congreso del Estado, piso 13, yo soy el diputado Miguel La Torre, del distrito XVI”, dijo el legislador.

De acuerdo con la información difundida, La Torre no habría buscado hablar con los feligreses, la oportunidad la abrió el párroco.

“En una rápida visita donde sólo se tenía contemplado dar el apoyo a la parroquia, pero por petición del padre que oficiaba la misa, dio apertura para que el diputado Miguel La Torre pudiera saludarlos y dar un breve mensaje a la comunidad (sic)”, difundió Comunicación Social.

El analista Luis Javier Valero dijo que este tipo de actos, además de ser violatorios de la Constitución federal, muestran un retroceso en materia de separación Iglesia-Estado.

“Por supuesto viola la ley, tanto la iglesia, el párroco y el diputado, los tres violan la ley, están sujetos a una serie de normas en las cuales no pueden usarse ninguna tribuna eclesiástica para actos políticos y a su vez ninguna tribuna política puede usarse para actos litúrgicos, de la iglesia que le ponga”, mencionó Valero.

El analista criticó que la mezcla de religión y política sea una constante en la entidad, aunque cambie el partido en el gobierno.

“César Duarte nos bendijo, nos encomendó a no sé a cuántos dioses y luego Javier Corral en su toma de protesta también nos dijo que respetaba las religiones pero que él era cristiano, que era católico y que ojalá dios nos pudiera acoger en su seno. A falta de argumentación política acuden a asuntos del cielo. Es una regresión absoluta, no hay la noción de Estado laico”, criticó el especialista.

“Estamos en una regresión absoluta en prácticamente todos los aspectos de la vida política”, abundó.

Puso como ejemplo que oficinas del Gobierno municipal de Chihuahua han sido inauguradas con agua bendita y la presencia de autoridades eclesiásticas, lo que vulnera la separación entre la Iglesia y el Estado.

“No hay la noción del estado laico. Frente a eso no hay más que reclamar la preservación del Estado de Derecho y las regulaciones que con muchos trabajos hemos construido como sociedad”, apuntó.

La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, en el artículo 25, establece que las autoridades federales, estatales y municipales “no podrán asistir con carácter oficial a ningún acto religioso de culto público, ni a actividad que tenga motivos o propósitos similares”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...