Un cura de 72 años de Granada deberá pagar 2.100 euros de multa tras admitir que abusó de un menor

El sacerdote de 72 años denunciado por los padres de un adolescente admitió ayer ante el juzgado que abusó sexualmente de él, con lo que evitó llegar a juicio, y ha sido condenado a una multa de 14 meses con cuota diaria de 5 euros (un total de 2.100 euros) y a no acercarse al menor a menos de 200 metros durante dos años.

Al admitir los hechos el acusado, C.E.E., se llegó a la conformidad entre las partes y el titular del juzgado de instrucción 7 de Granada, ayer en funciones de guardia, dictó verbalmente la sentencia, según han afirmado fuentes judiciales.

El Código Penal permite este tipo de resolución en los delitos cuya pena no excede los tres años de prisión, indicaron dichas fuentes.

Vive con una hermana

El sacerdote, que vive en La Zubia junto a una hermana, reconoció que conoció al menor, de 14 años, en el autobús en el que ambos se desplazaban desde Granada y que llegó a "restregarse contra él", realizó "algunos tocamientos" y quiso convencerlo "para llevarlo a un parque y seguir intimando", según ha explicado hoy el diario La Opinión de Granada.

Tras la denuncia presentada por los padres del menor, el clérigo fue detenido y puesto en libertad con cargos por la Guardia Civil, tras lo que el Arzobispado de Granada lo apartó provisionalmente de "todo ejercicio público del ministerio sacerdotal" y el juzgado abrió diligencias previas para esclarecer los hechos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...