Un cuarto propio / Jesucristo y la desesperanza

El ignorante y el incompetente se refugian en fuerzas sobrenaturales

Hace algunos días la alcaldesa de Monterrey de extracción panista Margarita Arellanes Cervantes llevó a cabo un acto bastante controvertido, aunque claramente violatorio del estado laico. Después de haber levantado ámpula con el acto religioso que encabezó, en entrevista para el periódico Reforma se escudó bajo el argumento de que ese acto fue a título personal y toda la palabrería que permite un sistema corrupto como el mexicano y las constantes violaciones al estado laico.

No son sólo las alianzas con el catolicismo y su apoyo económico, simbólico y político, quienes cometen estos actos que encubren el deseo de la vuelta al estado confesional, olvidando la sangre derramada en la lucha del estado laico.

Por otro lado, en otro punto del país, para sorpresa de un sector que había sido crítico y que puntualmente señalaba este contubernio, iglesia-estado fue una sorpresa la recién asistencia del jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera a quien se le vio muy cercano a Norberto Rivera que portaba un gran crucifijo en una ceremonia que dejó ver el acercamiento de la izquierda institucional, partidista con quien antes había sido su antagónico.

Ya nada nos debería sorprender de esta izquierda que lamentablemente sigue al mejor postor, un pequeño vistazo a las alianzas inexplicables del PRD con el PAN y ahora ya ni qué decir del naciente noviazgo con el clero.

Volviendo al caso Monterrey donde Margarita Arellanes hizo un despliegue amplio del discurso fundamentalista que da horror, y donde entregó las llaves de la ciudad a Jesucristo poniendo en sus manos al estado y al país hay otro sentido más allá de las creencias mágicas que cada quien tenga ante la vida y la muerte.

La organización civil Iluminemos Nuevo León, A. C., se ha especializado en seguridad y da los siguientes datos en Monterrey en lo que va de este 2013, difunde que han aumentado los casos respecto a los años anteriores principalmente en delitos sexuales, violencia familiar, robo a casa habitación, automóviles y en la vía pública y lesiones por riñas. El alza en estos delitos es del 25 por ciento más que el año pasado. Respecto al homicidio ha detectado una baja leve, lo que no significa que no continúe el estado grave que se vive en Monterrey como algunas otras ciudades del norte sumidas en la violencia del crimen organizado.

Y hablando del crimen organizado la presencia que estas últimas semanas ha hecho en el DF ha sacado de lugar al propio Miguel Ángel Mancera, las desapariciones de 12 jóvenes y el tiroteo en el barrio bravo de Tepito nos enseña el rostro duro de estos grupos delictivos, la manera en que la violencia ha ido recorriendo el país, la forma en que se han ido apropiando por medio de la corrupción de lugares claves dentro de los distintos niveles de gobierno, y el poder que representa por el grado de impunidad con el que actúa nos deja mucho que pensar sobre la situación en que está sumergido México.

Como decía la aparición ruidosa que hace el crimen organizado en el DF una de las ciudades que en los últimos años había sido de las más seguras, es algo delicado, un golpe para el PRD y desde luego para el jefe de gobierno de la Ciudad de México, quizá a eso se debe la aparición de Mancera junto a Norberto Rivera, necesita aliados, le urgen alianzas porque muchos sectores han alzado la voz, levantado la crítica sobre el desatino con que están llevando al DF recordando que este gobierno se estrenó con una pésima actuación el 1 de diciembre del 2012, día en que Enrique Peña Nieto asume la presidencia nacional y la policía de la ciudad arremete contra las y los manifestantes sin ton ni son.

¿14 mil cámaras en el DF y no se sabe qué pasó con los 12 jóvenes que desaparecieron? ¿Por qué estos gobiernos de distintos partidos políticos se acercan a dios y su representatividad terrenal públicamente? Para tapar su ineptitud.

Por ejemplo entregar las llaves de la Ciudad de Monterrey a Jesucristo para que ponga alto a las atrocidades que se cometen día a día, no es una prueba de fe sino de desesperanza, de impotencia y derrota.

Margarita Arellanes se lava las manos y no le da cuentas a la ciudadanía, para eso nombra a Jesucristo, lo que no le dice a la sociedad regiomontana y no quiere ni recordarle es que es a ella y no a Jesucristo a quien se le está pagando. Lo que Miguel Ángel Mancera también omite en la ceremonia católica a la que asistió es que quien cobra su sueldo no son los poderes mágicos con los que comulga sino los impuestos de cada una de las personas que habita la enorme Ciudad de México.

Así pues, la ineptitud hoy se oculta en la fe, en la sociedad conformista que no exige cuentas, en la secretaría de gobernación que nada ve y nada oye y Aguascalientes no es la excepción de esta ineptitud, que tal es el caso del diputado José Luis Alférez Hernández, ¿en estos tres años en que puntualmente ha cobrado su jugoso sueldo y sus bonos alguien lo recuerda por alguna otra iniciativa además del derecho a la vida desde la concepción? ¿Con quién creen que ha establecido una alianza?

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...