Un convenio entre Diputación y Arzobispado permitirá restaurar 64 iglesias y ermitas con casi 700.00 euros

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, y el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, suscribieron hoy un convenio, suspendido en 2012 y 2013 y recuperado el pasado año, que permitirá rehabilitar a lo largo de 2015 un total de 64 iglesias y ermitas de la provincia con una inversión conjunta de 679.400 euros. “Se trata de algo que nos atañe y preocupa, ya que los templos, junto a las plazas mayores y los ayuntamientos, son puntos de referencia en cada municipio. Por lo tanto, es algo que hay que preservar y conservar en el mejor estado posible”, precisó Carnero.

En este sentido, recordó que la institución provincial aporta 407.640 euros destinados sobre todo a actuaciones “muy elementales” en las cubiertas de los templos y las relacionadas con el paso del tiempo y los daños a causa de las humedades en las edificaciones. Por su parte, el Arzobispado y los ayuntamientos beneficiarios del convenio en la provincia sufragan con idéntica cantidad, 135.880 euros cada uno, para ejecutar los trabajos de rehabilitación previstos.

“Falta aún una tercera pata, la de la Junta de Castilla y León, que esperamos se incorpore de nuevo y cuanto antes al convenio”, deslizó Carnero, en alusión a la necesidad y el deseo de la Diputación de que se ese apoyo sirva “para recuperar una colaboración necesaria de cara a preservar y conservar el patrimonio monumental de la provincia”.

Ricardo Blázquez -en su primer acto público en Valladolid tras su creación como Cardenal el pasado sábado- destacó que el acuerdo permite seguir llevando a cabo una labor de cuidado y conservación de un ingente legado patrimonial. “Durante dos años hubo que suprimirlo para dedicar el dinero a otras necesidades más perentorias”, recordó.

En este sentido abogó por la continuación el pasado año de las actuaciones de rehabilitación que permitirá que las iglesias y ermitas “sigan siendo lugares destacados en la memoria colectiva de los habitantes de los pueblos y, una vez que los mayores dejaron como herencia estos edificios, hay que seguir impulsando que los sigan disfrutando las futuras generaciones”. “Es un orgullo poder transmitir poco a poco unas señas de identidad cultural y religiosa poco a poco, y con una responsabilidad mantenida en el tiempo va siendo posible”, indicó el prelado.

1,6 millones en cuatro años

La colaboración entre la Diputación, el Arzobispado y los ayuntamientos de la provincia ha permitido recuperar en este mandato entre 2011 y 2015 un total de 142 iglesias y ermitas con una inversión de más de 1,6 millones de euros. De esa cifra total, 1.008.490 euros los aportó la Diputación de Valladolid, 277.430 euros el Arzobispado y 321.480 euros los ayuntamientos. A ello se añaden otras iniciativas como los programas de restauración de retablos y de órganos o el convenio con la Fundación Edades del Hombre para la restauración de tallas.

Los 679.400 euros previstos para 2015 van a permitir realizar obras de conservación o reparación en 53 iglesias y once ermitas de 62 municipios y dos entidades locales menores. Para la selección de las actuaciones a subvencionar se marcaron, en la convocatoria de 2014, una serie de criterios prioritarios: que se tratara de obras de recuperación, restauración o sustitución de los elementos estructurales, cerramientos o instalaciones; que se tratara de obras de carácter urgente en atención al estado físico que presenta el inmueble; o que fuera necesario abordar obras destinadas a remediar daños que impidan que el edificio reúna las mínimas condiciones de funcionalidad.

Así, el catálogo de obras a realizar incluye la reparación o consolidación de elementos estructurales (muros, cimientos, bóvedas, estructuras cubiertas, etc.). Igualmente se actuarán en retejado y sustitución de tejas; colocación de impermeabilizantes; sustitución de entablados; renovación de cornisas; sustitución de canalones y bajantes; reparación de escaleras, eliminación de humedades y goteras; pintura de paramentos verticales y techo; reforma de pavimentos; instalación o barnizado de tarimas; reparación y acondicionamiento de accesos y cerramientos; instalación o sustitución de sistemas de calefacción; y reforma o renovación de instalaciones eléctricas.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...