Un cómic católico previene contra la pederastia en EEUU

La Archidiócesis de Nueva York ha enviado a 700 colegios el tebeo y libros para colorear Algunas víctimas critican que los curas no figuren como un riesgo en las publicaciones

La Iglesia católica de EEUU quiere desprenderse del estigma que la marca desde hace cinco años, cuando salieron a la luz miles de casos de pederastia en su seno. Se trata de un arduo trabajo, pero la Archidiócesis de Nueva York ha encontrado una nueva herramienta para lograrlo: ha enviado a 700 escuelas y programas educativos religiosos libros para colorear y tebeos que advierten a los menores sobre los depredadores.
El cómic, destinado a adolescentes, se titula Arcángel y cuenta en 28 páginas la historia de un joven que confía en san Miguel para denunciar dos casos de abusos sexuales a compañeras de instituto. El libro de pinturas, para los menores de 10 años, tiene versiones en inglés y en español y está disponible en internet (www.ny-archdiocese.org). Titulado Ser amigos, estar protegidos, ser católicos, incluye mensajes de doctrina y pasatiempos, como una sopa de letras con nombres de personas en las que se puede confiar: padres, policía, sacerdote…

OBRA DE UN VOLUNTARIO
Pero lo más novedoso es el mensaje de algunos dibujos, creados por un voluntario de la archidiócesis. En ellos, un ángel que da consejos, como no tener secretos con los padres y permitir solo a "cierta gente" ver "dónde estaría el traje de baño". En una de las viñetas alerta de un depredador sexual en internet (con camiseta y pelo en el pecho). En otra, explica a un monaguillo que debe intentar no quedarse a solas con un adulto, un sacerdote en la ilustración. "Si estás solo con un adulto, asegúrate de que alguien más sepa dónde encontrarte", dice.
Edward Mechmann, un exfiscal contratado por la archidiócesis para dirigir el Programa Ambiente Seguro, del que forma parte la iniciativa, ha afirmado que "es triste, pero es una señal de los tiempos que corren", y ha explicado que se enmarca en el sistema puesto en marcha por la Conferencia Episcopal estadounidense para luchar internamente contra la pederastia.
John Moynihan, portavoz de Voz de los Creyentes, uno de los grupos de víctimas, ha alabado la "creatividad" de la Iglesia en la lucha contra la pederastia, pero no todos han reaccionado igual. David Clohesy, que sufrió abusos por parte de un sacerdote y representa a uno de los principales grupos de víctimas en EEUU, ha denunciado que no se concreta que muchas veces los abusadores son adultos de confianza, incluyendo el personal religioso.
También Eli H. Newberger, pediatra de Harvard, ha advertido en The New York Times de que los mensajes "pueden ser malinterpretados". "Decir a un niño que no se quede a solas con un adulto –asegura– implica sensación de peligro y miedo".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...