Un colegio de Elche pide que los niños no lleven adornos religiosos para decorar el aula por Navidad

Los colegios ante el final de año deberían organizar alguna actividad sin connotaciones religiosas de lo que supone el paso del tiempo, la entrada en un nuevo año, con independencia de que se explique como en cada lugar o cultura se festeja este hecho de diferentes formas, y no celebrar la Navidad, que es una fiesta religiosa, si bien actualmente bastante desacralizada. Que se adorne el aula, y que se haga con motivos no religiosos, no es más que respetar las creencias de cada cual y favorecer la convivencia, todo lo contrario de lo que estas familias católicas han entendido. Pero es que cuando se ha gozado de tantos años del privilegio de que su religión sea el referente de toda la actividad escolar y festiva, ahora a algunas personas les cuesta mucho asumir que el ámbito público no tiene que estar dominado por una religión, sea la católica, o cualquier otra.


El colegio Hispanidad de Elche ha pedido que a los padres de los niños de tres años que no lleven adornos «con motivos religiosos» para adornar las aulas estas navidades. En esta época del año, es tradicional que los colegios comiencen a preparar la Navidad en sus aulas con adornos propios de la festividad: árboles, bolas y guirnaldas, muñecos de nieve y figuras tan características como los Reyes Magos de Oriente o el Belén con la Virgen María, el niño Jesús y San José.

Sin embargo, estos últimos símbolos no son bien recibidos en el Centro de Educación Infantil y Primaria Hispanidad de Elche (Alicante), que ha solicitado a través de una carta a los padres que «por favor» aporten un objeto sin «motivo religioso»,así como adornos grandes en relación a los árboles de Navidad.

Los padres han expresado su molestia e incluso han colgado la carta en la red social Twitter, donde se puede ver el contenido del documento con las exigencias del colegio.

El motivo del descontento de algunos padres es, precisamente, la carga tradicionalmente religiosa que tiene celebrar la Navidad, por lo que estas serían, atendiendo a las peticiones del centro y según comentan, una«navidades anticatólicas».

De acuerdo con fuentes de la Conselleria de Educación, «cada centro tiene autonomía para planificar sus actividades» por lo que , «salvo que no se respeten los derechos fundamentales» la Generalitat o actúa al respecto.

Las mismas fuentes han señalado que en ningún caso la Generalitat ha establecido directriz alguna respecto a las actividades relacionadas con la Navidad ni el empleo de símbolos.

La Conselleria recalca, asimismo, que la planificación de las actividades de cada centro pasan por el Consejo Escolar, donde están representados los docentes, las familias y el personal administrativo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...