Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Un club de tiempo libre de Barcelona acusa de mobbing inmobiliario a la Iglesia

Obligados a cerrar después de 39 años de actividad

El esplai Santa Agnés cerrará sus puertas tras casi cuarenta años de andadura. Los conocidos centres de esplai o clubes de tiempo empezaron a aparecer en Cataluña a finales de los años sesenta. Aunque nacieron como fruto del trabajo social de las parroquias y buscando dar continuidad a las actividades gestadas por estas, como los campamentos de verano, a algunos esta vinculación inicial con el clero empieza a pasarles factura. En el caso del Santa Agnés, muy cara. La iglesia que le gestó en 1969, de idéntico nombre, ha presionado al centro por considerarle desvirtuado hasta que éste ha decidido cerrar. El que los monitores y personal realizaran actividades enfocadas a la transmisión de valores no gustaba a la vicaría, que presionaba continuamente para “vincular la figura de Jesús en todo”. El rector del club asegura que no estaban atados al ideario religioso, mientras, las familias y monitores denuncian coacciones por parte del clero. Los eclesiásticos, por su parte, manifiestan su satisfacción: no ha muerto el actual esplai y ya le han sustituido por otro homónimo, cuyos miembros son también asiduos de los actos religiosos.

Una vez más, con la Iglesia hemos topado. Según informó El Periódico este sábado, el esplai Santa Agnés cerrará sus puertas, con la celebración simbólica de su 40 aniversario por anticipado. El acto debía haberse festejado en 2009, pero ha tenido que adelantarse por la presión de la parroquia Santa Agnés, a la que los miembros del centro señalan como responsable de la campaña de acoso que han padecido. Un acto que, además de un cumpleaños, será una despedida.

Acoso inmobiliario
Desde el centro denuncian el acoso inmobiliario por parte de la Iglesia. Los problemas para el esplai, según explican familias y ex monitores, tocaron techo cuando la parroquia inició obras en los locales hasta entonces destinados a las actividades juveniles. En principio, se dijo que se construiría una salida de emergencia. María Ruiz, ex monitora, indica que esto “no se hizo, y sí en cambio se reorganizaron los espacios”. “A partir de entonces, se nos niega el acceso a espacios como el patio y el teatro, donde habitualmente realizábamos actos”, prosigue Sonia Celades, una madre que, hasta hace poco, llevaba a sus hijos al centro. La Iglesia, por su parte, resta importancia a estos argumentos: para ellos, no se puede hablar de acoso inmobiliario porque los locales son de su propiedad

Mobbing y difamación
Por su parte, grupos de familia y monitores denuncian haber padecido mobbing y una campaña de difamación en la que se acusó a los jóvenes de consumir alcohol en el centro y de romper un crucifijo. Dos testimonios refutados por Ruiz. En el primer caso, se trataba de botellas de cava sobrantes de las celebraciones navideñas, y en el segundo, de un accidente provocado por un grupo que jugaba, según indicó. El motivo de este desencuentro sería el supuesto alejamiento del ideario religioso. Un ideario al que, según el rector del esplai, nunca han estado vinculados. A pesar de esto, los monitores han tenido que aguantar las afrontas de la vicaría. “Nos han estado presionando para que vinculáramos la figura de Jesús en todos los valores que intentamos inculcar en los niños”, señala la ex monitora.

La parroquia "no es un centro cívico"
En la parroquia no ocultan su satisfacción por el cese de la organización. Algo que, Felip Simón, el vicario, califica como “un respiro para mucha gente”. “Entendieron la parroquia como un centro cívico y no lo es”, continúa Joseph Ramón Pérez, el rector. En Sant Agnés no hay tiempo para llorar por los que se van. Ya han puesto en marcha un nuevo esplai con el mismo nombre, engrosado por usuarios asiduos a las ceremonias religiosas. La iglesia reivindica la denominación porque el proyecto nació allí.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Datos sobre creencias y religiosidad en España

Desde el Observatorio recopilamos los datos del Barómetro del CIS y ofrecemos una representación visual en gráficas de…
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, saluda a un grupo de ciudadanos al término de la procesión en honor a San Fermín.Ainhoa Tejerina.EFE
Leer más

Autoridades públicas en actos religiosos

De España: De otros países:
Total
0
Share