Un clérigo saudí chií será decapitado y crucificado por su disidencia

El Tribunal Supremo de Arabia Saudí confirmó ayer la condena a pena de muerte del clérigo chií disidente Nimr Baqir al Nimr, que fue dictada en primera instancia en octubre de 2014 por desobedecer a las autoridades e instigar a la violencia. Su abogado, Sadeq Yabran, informó al diario saudí Al Watan de que el tribunal rechazó el recurso presentado por su cliente, como también hizo anteriormente la Corte de Apelaciones. La pena comporta la decapitación y la crucifixión del cadáver.

Ahora, solo un perdón del rey saudí, Salman bin Abdelaziz, puede librar al prominente clérigo chií de ser ejecutado.

Al Nimr, de 55 años, fue detenido en julio de 2012 por varias causas, entre ellas por apoyar los disturbios que estallaron en febrero de 2011 en la provincia de Al Qatif, en el este del país y de mayoría chií. Asimismo, se le imputaron los cargos de instigar la violencia sectaria, desobedecer a las autoridades, portar armas, ayudar a células terroristas en Al Qatif y el vecino Bahréin, y poner en entredicho la honestidad del poder judicial. Fue condenado también por reunirse con varias personas implicadas en acciones terroristas, alentar a estas para que prosigan sus actividades de sabotaje e intervenir en los asuntos de países árabes.

En octubre de 2014, después de que fuera sentenciado en primera instancia, varios grandes ayatolá chiíes de Irán criticaron la condena, que calificaron de «injusta» y a Al Nimr de «inocente».

Varios chiíes han sido condenados a muerte en los últimos años en Arabia Saudí y algunos de los casos han levantado gran polémica, en medio de la tensión entre la monarquía suní y la minoría chií del país. Amnistía Internacional (AI) expresó este mes sus «crecientes temores» por la inminente ejecución de tres jóvenes activistas chiíes en Arabia Saudí, entre ellos Ali Mohamed al Nimr, sobrino del clérigo.

Los jóvenes fueron detenidos por separado en 2012 cuando eran menores de edad y condenados a muerte en primera instancia en 2014. A principios de este año, la Corte de Apelación y el Tribunal Supremo confirmaron este fallo.

Desde comienzos de este año, las autoridades saudíes han ejecutado a 137 personas, según los datos de AI, una cifra muy superior a las 88 ejecuciones registradas en 2014.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...