Un centro religioso concertado de Almería niega una matrícula por ser mujer

La alumna almeriense quiere estudiar Jardinería y Floristería

En Almería una mujer ha denunciado la discriminación que sufre porque no puede estudiar Jardinería en un centro concertado que sólo ofrece educación diferenciada para hombres y que es el único que imparte ese módulo en la provincia. Desde Educación aseguran que este curso no pueden obligar al centro a admitir a la mujer y que el año que viene la Junta lo dejará fuera del concierto en cumplimiento de la sentencia del Supremo.

Alejandra quiere estudiar Jardinería y Floristería y no la dejan. Este año solicitó plaza en el único centro que imparte el módulo en la provincia de Almería pero no la han admitido por ser mujer. El centro es concertado con educación diferenciada y sólo hay hombres.

Dispuesta a seguir peleando
Aunque las clases van a empezar hasta ahora nadie le ha dado una contestación por escrito. Educación mantiene que este curso no pueden obligar al centro a admitirla, aunque ella está dispuesta a seguir peleando.

En manos de una organización religiosa
El centro Campomar de Aguadulce, en manos de una organización religiosa, es uno de los 16 concertados de toda Andalucía a los que la Junta ha anunciado que no les renovará el contrato el año que viene si mantienen la educación segregada, tras una sentencia del Tribunal Supremo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...