Un belén navideño siembra la discordia entre los magistrados españoles

En pleno debate sobre el laicismo en España, un belén navideño expuesto en la entrada de la Fiscalía General del Estado, en Madrid, provocó la discordia en la magistratura española.

La fiscal Olga Sánchez, encargada del juicio por los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004 en Madrid, propuso instalar un belén en la entrada del edificio y trajo ella misma las figuras, indicó este miércoles el diario El Mundo.

Horas después de la instalación, otra magistrada, Pilar Barrero, expresó su malestar por la presencia de este símbolo religioso cuando la Constitución española subraya el carácter confesional del Estado español y sus instituciones, según el diario.

A pesar de que algunos fiscales argumentaron que el belén es más bien una "tradición cultural" que religiosa y "no ofende" a nadie, el objeto fue retirado por orden del número dos de la fiscalía, Juan Martín Casallo.

Un portavoz de la Fiscalía General confirmó las informaciones del diario y subrayó que el belén sólo estuvo expuesto unas horas.

Este episodio tiene lugar en pleno debate sobre el laicismo en un país donde los símbolos católicos siguen muy presentes en la vida pública. Por ejemplo, los jefes del Gobierno prometen o juran fidelidad a la Constitución delante de un crucifijo.

El Gobierno anunció el viernes que prepara una nueva ley sobre libertad religiosa que vaya en la dirección de un mayor respeto al pluralismo religioso y el laicismo.

A finales de noviembre un juez de Valladolid obligó a una escuela pública a retirar los crucifijos de las aulas a petición de los padres de un alumno.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...