Un ayuntamiento gaditano obligará a los concejales a asistir a las procesiones

El Pleno del ayuntamiento portuense ha aprobado por mayoría del PP, mas el voto de sus socios independientes y el del edil andalucista, que los concejales deben asistir el día 8 de Septiembre, día de la Patrona, a la procesión porque así lo ha acordado hoy el consistorio. En la localidad gaditana se celebra una procesión de Nuestra Señora de Los Milagros. Hasta el momento, como es lógico, la asistencia de los concejales a dicho acto religioso era algo voluntario que dependía de la conciencia y creencias de cada edil, a partir de ahora no, es algo inherente al cargo que ostentan

La procesión es un desfile bajo mazas con todos los complementos que el protocolo requiere, como traje oscuro y portando la medalla de concejal. Pues bien, el alcalde popular, Enrique Moresco -foto-, su equipo de gobierno del PP y sus socios quieren hacer de un acto religioso y de creencias personales, algo de obligado cumplimiento y para ello lo han aprobado en una propuesta al pleno, convirtiendo así la asistencia a la procesión en un acuerdo oficial, lo que en la práctica lo transforma en un deber de los concejales portuenses.

Derecha casposa
Desde el PSOE se les pidió que retirasen esta propuesta, algo que no se produjo en el pleno celebrado anoche, donde la mayoría gobernante liderada por el PP, aprobó que los concejales deban de ir a la procesión como si fuera una obligación inherente al cargo. El portavoz del Grupo Socialista, Ignacio García de Quirós, ha indicado que “desde el profundo respeto a todas las personas, y haciendo especial hincapié en la libertad de creencias religiosas de cada uno, denunciamos el carácter inquisitorial e impositivo de este equipo de Gobierno, que representa a la derecha más casposa y autoritaria, y nos quiere retrotraer a tiempos, afortunadamente, pasados”.

Ámbito privado de cada persona
Los socialistas sostienen que “este equipo de Gobierno, con su espuria mayoría, impone decisiones que pertenecen al ámbito privado de cada persona”, comentó García de Quirós, quien asegura que “lo peor de todo ello, es que este tipo de decisiones, por su propia naturaleza de impuestas, no benefician en absoluto a la dignificación que merece nuestra Patrona”. El edil considera que “el Partido Popular pretende utilizar políticamente la festividad de la Patrona para dividir a la Corporación en buenos y malos, una actitud política deplorable y que hunde sus raíces en tiempos anteriores al Concilio de Trento”.

Dividir a la sociedad
“El Partido Popular de nuestra ciudad, con su actitud caciquil y retrógrada, pretende dividir a la Corporación y a la ciudadanía, y de ningún modo podemos compartir ese despropósito. Por ello, mostramos y reiteramos nuestro total desacuerdo con esta imposición”, comentó García de Quirós, quien concluyó indicando que “nos consta que la decisión que han tomado no ha sido a instancias ni de la Iglesia ni de las hermandades, que sabemos son por naturaleza respetuosas con las libertades democráticas y las leyes de nuestro ordenamiento jurídico”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...