Un alcalde del PP veta un concierto de Krahe para «no herir la sensibilidad de los ciudadanos»

La organización del evento denuncia haber recibido amenazas y acusa al regidor de «posicionarse con los grupos ultracatólicos»

El calvario de Javier Krahe no terminó el pasado día 8, con la absolución por un pretendido delito de atentado contra la libertad religiosa. La acusaciones por su vídeo 'Cómo cocinar a un Cristo para dos personas', juzgado ahora pero grabado en 1978, no fueron a más pero ahora amenazan con interponerse en su carrera de cantautor. El Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) ha negado a una asociación cultural el local que le habían prometido para ofrecer un concierto de Krahe el próximo día 23.

Desde la organización aseguran que el alcalde se ha “posicionado con los grupos ultracatólicos” del municipio y denuncian haber recibido amenazas muy graves. Por su parte, el alcalde de la localidad, Gabino Marco, del PP, ha explicado a ELPLURAL.COM que el suyo es “un pueblo que respeta los símbolos religiosos” y que quiere evitar que “se hiera la sensibilidad de los ciudadanos”.

“Se ha posicionado con los ultracatólicos”
“El Ayuntamiento se ha posicionado con los grupos ultracatólicos”, denuncia a este periódico un portavoz de la Asociación Cultural Luciérnaga para explicar porqué se les ha denegado un local público para celebrar un concierto de Javier Krahe. La agrupación asegura que la cesión del espacio ya estaba apalabrada y lo cierto es que el concierto de Krahe en la localidad ciudadrealeña aparece en la agenda del cantante desde el año pasado para el próximo 23 de junio.

Amenazas e insultos
Sin embargo, la negativa del Ayuntamiento se ha producido a raíz de la difusión que ha tenido el juicio contra Krahe por “atentado contra la libertad religiosa”. Además, en la asociación aseguran que ellos han recibido amenazas e insultos por correo, pero también han sido amenazados los empresarios de bares, estancos y demás lugares donde se vendían entradas y había carteles del concierto.

Ordenanzas fiscales
En conversación con ELPLURAL.COM, la primera reacción del alcalde popular de Villanueva de los Infantes es asegurar que la principal razón para negar el concierto son “las ordenanzas fiscales” del municipio, que prohíben la cesión de locales para actos donde se cobre entrada. A no ser, dice, que los beneficios se cedan a fines benéficos.

Donación a Médicos del Mundo
Desde Luciérnaga aseguran que hay muchas actividades en el municipio donde se cobra por entrar y están organizados por asociaciones. Y, en cualquier caso, un portavoz de la asociación  dice que ellos quieren donar los beneficios a Médicos del Mundo, pero el alcalde sigue negándoles un local.

Sensibilidad ciudadana
Preguntamos desde ELPLURAL.COM al alcalde si cedería un espacio en caso de que la asociación no cobrase o donase la recaudación. “Posiblemente, no”, nos responde Marco. Y entonces sale a relucir la razón de peso para no colaborar en la celebración del concierto: “no queremos que se hiera la sensibilidad de los ciudadanos”.

Cartas al alcalde
Según asegura Gabino Marco, ha recibido “una cantidad asombrosa de cartas directas de ciudadanos” pidiéndole que no cedan el espacio público a Krahe. Según el alcalde, “extrapolando” el número de cartas, “alrededor del 70%” del pueblo estaría en contra.

“El pueblo respeta los signos”
El regidor de Villanueva de los Infantes asegura que el suyo es un pueblo “con un fuerte sentimiento religioso”, con “muchas cofradías” y que “respeta mucho los signos cristianos”, por lo que avalar el concierto de Krahe generaría “una polémica en los ciudadanos” que “no tienen por qué pasar un mal rato”.

Apoyo a la asociación
Marco también señala que no tiene ningún problema con la Asociación Cultural Luciérnaga. Que tanto él como el concejal de Cultura suelen participar en sus iniciativas y que, incluso en tiempos de crisis, no sólo se les ha mantenido la subvención, sino que se les ha aumentado. El alcalde asegura que, si con ese dinero la asociación alquila un local privado, “no habría problema en que celebren el concierto y ejerzan su libertad de expresión”.

Un plan B
En la Asociación lo tienen claro: “No nos planteamos cancelar el concierto”, a pesar de que “la gente tiene miedo por las amenazas”. Esperan negociar con el Ayuntamiento para conseguir el local público, pero advierten: “Tenemos un plan B que no queremos develar todavía”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...