Ultracatólicos y ateos, enfrentados en Valencia

Dos meses después de la visita del Papa a Valencia continúa la polémica. La controversia surge ahora por la inmensa cruz, de 40 metros de altura, que podría no ser retirada y mantenerse en pie “como recuerdo” del viaje del Pontífice y la celebración del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF). Tal como proponen algunos grupos católicos. Esta posibilidad ha sido duramente criticada por la oposición (PSPV y EU), así como por la Federación Internacional de Ateos (FIdA), que exigen la retirada inmediata de este símbolo religioso. Desde el Ayuntamiento de Valencia aún no han decidido la suerte de la cruz del EMF.

 

Todo el entramado alrededor del puente de Monteolivete, donde se construyó un gigantesco altar-escenario, esta desmontado, a excepción de la cruz. Pese a que el proyecto arquitectónico preveía la retirada de toda la construcción, la torre-guía con la cruz (que durante el EMF permaneció encendida, indicando a los peregrinos el rumbo hasta la Ciudad de las Artes y las Ciencias) sigue allí.

El Ayuntamiento de Valencia adelantó que, por ahora, no van a mover la cruz. La alcaldesa, Rita Barberá, ha insistido en que “un viaje papal es uno de los acontecimientos más importantes que puede vivir una ciudad, tanto para los creyentes como para los no creyentes”. De ahí que haya señalado que la presencia del Papa merece un hito que lo recuerde.

En este punto, ha señalado que después de la visita encargó al despacho de Santiago Calatrava, quien diseñó la Ciudad de las Artes, un hito acorde a dicho entorno arquitectónico que recuerde la visita de Benedicto XVI.

“Todos los medios”
Por su parte, el concejal del PSPV, Juan Soto, advirtió que su partido pondrá “todos los medios a su alcance”, incluso legales, para evitar que se mantenga la cruz en un espacio público. A su juicio, se trata de una propuesta “anacrónica e inaudita más propia de la estética megalómana del nacionalsocialismo que de un estado democrático y plural”.

En línea con Soto, la concejala de EU, Victoria González, se mostró contraria a mantener la cruz del Encuentro de las Familias en su actual emplazamiento y recordó que “estamos en un estado laico”. González apuntó que este elemento “oculta la visión del Palau de les Arts”.

Ultracatólicos contra ateos
Se suma además a esta polémica los movimientos católicos y ateos. Así la plataforma ultracatólica HazteOir.org inició una campaña para instar a las autoridades valencianas a dejar la cruz en pie. A través de su página web invita a los internautas a enviar cartas a la alcaldesa de Valencia mostrando su apoyo a la iniciativa.

Mientras la Federación Internacional de Ateos (FIdA), ha realizado la contracampaña. Esta institución exige la retirada inmediata no sólo de la cruz del EMF, sino de todos los símbolos religiosos que no posean el carácter de bien cultural. Por ello, invita a escribir un e-mail al Ayuntamiento de Valencia para requerir esta petición.

El nombre del puente
Los movimientos ultraconservadores también piden el cambio del nombre del puente de Monteolivete. Solicitan que se rebautice como Benedicto XVI.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...