Ultracatólicos irrumpieron en acto sobre la Noche de los Cristales Rotos en la Catedral de Buenos Aires

Un grupo de fanáticos ultracatólicos intentó impedir un acto judeo-cristiano que se realizó en la Catedral Metropolitana en conmemoración de un nuevo aniversario de la "Noche de los cristales rotos", momento considerado como el inicio del Holocausto perpetrado por el nazismo.

Rosarios en mano, los ultraconservadores, en su mayoría jóvenes, ingresaron a la Catedral en medio de los insultos de algunos de los presentes. En tanto, el sacerdote Fernando Giannetti, a cargo de la ceremonia, pedía a los "visitantes" que se retiraran.

Sin embargo, la situación duró pocos minutos, luego de que se apersonaran en el lugar miembros de la Policía Federal.

El accionar recbió expresiones de repudio de las autoridades diplomáticas, funcionarios y representantes de la comunidad judía, además de miembros de organizaciones de derechos humanos y de los credos cristianos.

"Queridos hermanos judíos siéntanse en casa, porque los cristianos así lo queremos, a pesar de estos atisbos de intolerancia", dijo monseñor Poli antes de iniciar formalmente el acto, luego de la provocación de los fanáticos.

La liturgia, organizada por la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso y la B'nai B'rith Argentina, contó con reflexiones alusivas de Poli y el rabino Abraham Skorka, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano. La recordación se fundamentó en el texto "De la muerte a la esperanza", escrito por el rabino León Klenicki y el teológico católico Eugene Fischer, y actuó el coro polifónico de la Sociedad Hebraica Argentina.

Del acto interreligioso participaron también el sacerdote Alejandro Llorente, el rabino Jonás Shalom (Bet Am Marc Chagall) y los pastores David Calvo (Iglesia Luterana Unida), Ester Iglesias (Iglesia de los Discípulos de Cristo), Sergio López (Iglesia Dinamarquesa) y Mariel Pons (Iglesia Evangélica Metodista).

Tras leerse textos que condenan el genocidio y se solidarizan con el pueblo judío, de los papas Benedicto XVI y Francisco, se hizo un momento de silencio para que "se reconozcan otros silencios anteriores, el de las conciencias enmudecidas que aceptaron persecuciones y fueron indiferentes a la degradación y al crimen".

El Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) presentó una denuncia penal a raíz de lo sucedido anoche en la Catedral Metropolitana, cuando un grupo de ultracatólicos quiso interrumpir una ceremonia ecuménica de conmemoración de la “Noche de los cristales rotos”.

Los incidentes de ayer "constituyen una cabal muestra de intolerancia religiosa que no merece contemplación alguna y debe ser firmemente rechazada”, sostuvo el interventor del organismo, Pedro Mouratian.

El Inadi intervino de oficio ya que los sucesos "pueden interpretarse como una incitación al odio religioso, reprimida con pena de prisión por la Ley de Actos Discriminatorios Nº 23.592".

La denuncia penal está radicada en la Unidad de Intervención Temprana del Ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo del fiscal Walter Eduardo López.

ultras antisemitas Argentina

Fuerte repudio a la irrupción de ultracatólicos

El secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, manifestó en un comunicado que estos "actos de intolerancia agravian a toda la comunidad argentina", tras mentener una reunión con autoridades de la DAIA. Funcionarios, organizaciones y referentes políticos también rechazaron las muestras de odio.

Funcionarios, organizaciones y referentes políticos manifestaron hoy su enérgica condena a la incursión de un grupo "antisemita" en la Catedral metropolitana ayer, durante una conmemoración interreligiosa por los 75 años del pogrom nazi que dio inicio al Holocausto judío.

El secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, recibió hoy al presidente de la DAIA, Julio Schlosser, a quien le expresó su “más enérgico repudio contra el intento de interrupción del acto Interreligioso celebrado en conmemoración del 75º Aniversario de la Noche de los Cristales Rotos, que se celebró ayer, en la Catedral metropolitana”.

Oliveri manifestó su "rechazo absoluto ante esta muestra de intolerancia que agravia a toda la comunidad argentina, que históricamente se sustenta en valores de respeto y de convivencia pacifica entre sus habitantes”.

Schlosser, acompañado por el director ejecutivo de la entidad, Victor Garelik, agradeció la invitación formulada por el Secretario de Culto y expresó que, “la rápida respuesta de Oliveri refleja el espíritu inclusivo y democrático que impera en nuestra sociedad”.

En tanto, desde otros sectores también repudiaron la irrupción del grupo de ultranacionalistas. En tanto, el interventor del Inadi, Pedro Mouratian, advirtió que si los perpetradores del hecho en el templo católico pertenecen a un grupo "fascista" u "horda nazi" les cabe una condena de hasta "tres años de prisión" según la Ley Antidiscriminatoria vigente.

"Eso tan irracional que se planteaba y se veía en los registros fílmicos no lo quiero para mi país ni para el mundo. Lo repudiamos y nos sentimos realmente preocupados porque sigan existiendo hechos de esta gravedad", subrayó en declaraciones a la agencia judía AJN.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, calificó por su parte como "lamentable y condenable" la irrupción de un grupo "radicalizado" en la catedral para impedir la conmemoración por "La Noche de los Cristales Rotos" y consideró que "es una típica actitud de fanáticos que debe ser rechazada por toda la sociedad".

El rabino Sergio Bergman, quien participó anoche de la celebración interreligiosa en la Catedral Metropolitana, afirmó hoy que repudia "el accionar lamentable de grupos marginales de fundamentalistas católicos" que interrumpieron la liturgia. "Cuando los reaccionarios reaccionan" es "señal" de que se va "por el buen camino que predica el papa Francisco", señaló.

"Ante estas agresiones y esta provocación, hoy con lucidez jesuita y corazón franciscano respondamos fieles a los preceptos de la Torá y a la tradición rabínica de nuestros sabios, a ser instrumentos de la paz", instó.

Por su parte, el director del Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Claudio Epelman, calificó de "reprochables" las expresiones de "fundamentalismo e intolerancia, especialmente cuando niegan o agreden la existencia del otro".

También, el Instituto de Diálogo Interreligioso expresó "su más profundo pesar" por los acontecimientos en la catedral y afirmó que atentar contra iniciativas comunes de los credos "es atentar contra la paz tejida en este ámbito que ciertamente es un bien propio de nuestra identidad nacional".

La organización fundada por el sacerdote Guillermo Marcó, el rabino Daniel Goldman y el referente islámico Omar Abboud exhortó a quienes participaron de este "triste suceso" a una reflexión "profunda para comprender que la propia identidad no se reafirma rezando a los gritos sobre los otros, sino más bien con respeto y con nuestras propias particularidades, rezando junto a los otros".


Repudio de la Legislatura

La Legislatura porteña tratará mañana, en sesión ordinaria, una declaración de repudio por los hechos ocurridos en la Catedral Metropolitana, donde un grupo fundamentalista interrumpió una conmemoración ecuménica por el 75 aniversario de la Noche de los Cristales Rotos.

Según informaron fuentes parlamentarias, los diputados tienen prevista la aprobación de una declaración que contiene los proyectos presentados por los legisladores Victoria Morales Gorleri, Daniel Lipovetzky, Juan Cabandié y Claudio Presman.

"Repudiamos enérgicamente el accionar lamentable de grupos fundamentalistas que lejos están de lo que propone el magisterio de la Iglesia y que profesamos muchos católicos. Es nuestro deber como ciudadanos y legisladores denunciar aquellos actos que ofenden y agravian a nuestra sociedad", expresó Morales Gorleri.

Por su parte, Lipovetzky sostuvo que “es obligación desde las instituciones condenar enfáticamente estos actos de discriminación, intolerancia y violencia como los producidos en la Catedral Metropolitana, porque es la manera que tenemos las sociedades democráticas para resguardar y defender los derechos humanos”.

“Es preocupante que el antisemitismo siga presente en nuestra sociedad. Por ello la memoria activa debe ser una militancia incesante para que las atrocidades que regaron la historia mundial, como lo fue el genocidio que se cobró la vida de 6 millones de judíos, no ocurran nunca más”, agregó.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...