Ultimátum de Andalucía a la Iglesia sobre la Mezquita: gestión compartida o a los tribunales

Da un plazo de tres meses al Cabildo Catedralicio y si no hay propuesta se acometerán «acciones legales»

Tras muchos meses de enfrentamientos a cuenta de la polémica triquiñuela -llamada eufemísticamente “inmatriculación”-; la desaparición del nombre de mezquita por el de solo catedral y la elaboración de folletos donde se muestra solo el aspecto cristiano de la mezquita cordobesa, la Junta de Andalucía y el Cabildo Catedralicio se sentaron para hablar sobre un tema crucial: la futura gestión del templo

Ultimátum
Aunque desde la Junta se informó que la reunión había sido plácida y de tono dialogante, lo cierto es que la palabra ultimátum resume el resultado final de las conversaciones. Si bien en dicha reunión se acordó una hoja de ruta y la Junta manifestó que está abierta a estudiar fórmulas de gestión mixta, la realidad es que 24 horas después la Iglesia ha respondido afirmando que no es de su agrado el hecho de que la Junta haya `puesto sobre la mesa conceptos como plazo de respuesta e inicio de acciones legales si no hay un acuerdo satisfactorio.

O acuerdo o a los tribunales
Y es que de alguna forma lo que el consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez,trasladó al deán del Cabildo Catedralicio, Manuel Pérez Moya, sobre la futura gestión del templo que ahora dirige la Iglesia, fue que hay que redirigir la gestión, que no competa exclusivamente al Cabildo y que para ello hay un plazo de tres meses. Y en caso contrario serán los tribunales las que diriman el asunto. Además desde la Junta se hizo mucho hincapié en recordar a la Iglesia que por ley, la gestión del patrimonio artístico es competencia del Estado y de la Junta de Andalucía.

Oferta respetuosa con la Iglesia
Así de contundente y clara fue la administración autonómica en la reunión bilateral celebrada esta semana y que intenta poner fin a tantos desencuentros y poner el valor la tolerancia y el poder del Estado frente a las confesiones religiosas. Al mismo tiempo la oferta de la Junta no deja de ser generosa porque sea cual sea la fórmula en la que se materialice el órgano de gestión, la Iglesia mantendrá el control de su actividad litúrgica.

Actuaciones “peligrosas” para la gestión
Que el consejero de IU se desplazase a Córdoba en Nochebuena a reunirse con la Iglesia solo se justifica porque como el propio Rafael Rodríguez ha explicado cuando la Junta tuvo conocimiento de actuaciones que podrían poner en peligro la adecuada explotación de la Mezquita-Catedral como recurso turístico, la Junta instó a reunirse al Cabildo Catedralicio.

Pelota encima del tejado de la Iglesia
La pelota está ahora encima del tejado del Cabildo y el tiempo, tres meses ha empezado a correr. La Junta le va a hacer llegar esta misma semana al Cabildo una propuesta por escrito sobre el tipo de gestión que podría articularse. Las fórmulas podrían ir desde un consorcio, a una fundación o un patronato, en todo caso siemrpes sería un “órgano de gestión compartida”.

Ni con alcalde comunista hubo problemas
Antes se le ha recordado a la Iglesia que las competencias de la gestión y explotación turística de la Mezquita-Catedral residen en la Junta de Andalucía. Del malestar de la Junta por la situación creada da muestra la pregunta que se hacía el consejero de Turismo en voz alta: “¿qué ha sucedido en los últimos dos o tres años para que la polémica sobre la Mezquita-Catedral se haya instalado cuando no ha habido problemas ni cuando Córdoba tenía un alcalde comunista ni cuando tenía regidores de IU?”

Hoja de ruta
La hoja de ruta a partir de ahora será el envío de una propuesta formalizada por parte de la Junta al Cabildo antes de que acabe la semana, que tendrá que ser “articulada” en un plazo de tres meses, es decir, antes de la Semana Santa, festividad religiosa donde la Mezquita-Catedral cobra gran protagonismo en la ciudad. Esta hoja de ruta podría convertirse en la Espada de Damocles del Obispado y del Cabildo si se ignora o no se hace una propuesta de gestión razonable. Si no es así se aplicará la ley.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...