UGT exige medidas laicas y progresistas para impartir una educación que compense las desigualdades

El Gobierno del PP ayuda a la Iglesia a impartir sus doctrinas trasnochadas en las escuelas públicas a través de la LOCE.

UGT quiere expresar su más enérgica repulsa al contenido trasnochado de la Pastoral Familiar que dio a conocer la Conferencia Episcopal Española y exige una educación compensadora de las desigualdades sociales, entre las que se encuentra la desigualdad por razón de sexo. Asimismo, pide al Gobierno del PP que actúe en consecuencia con las últimas palabras del portavoz del Ejecutivo, Sr. Zaplana, y revise la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE). Una ley que otorga todos los poderes a las autoridades religiosas para determinar el currículo de la asignatura de religión, así como de decidir y aprobar los libros de texto a utilizar.

    La Conferencia Episcopal Española ha dado a conocer la Pastoral Familiar aprobada por los obispos el pasado mes de noviembre donde, entre otras cosas, pretenden enseñar en las escuelas sus doctrinas sobre la sexualidad, el matrimonio y la familia. Su objetivo inmediato es emprender una evangelización en los colegios católicos para ofrecer los fundamentos humanos de la sexualidad y el afecto, su valor moral en relación con la construcción de la persona y su sentido en el plan de Dios. Además, la Conferencia Episcopal quiere cooperar con la Delegación de Enseñanza para estudiar con vehemencia el modo de extender esta enseñanza a los centros públicos y a las asociaciones educativas que tengan niños y jóvenes de estas edades.

    UGT expresa su más enérgica repulsa al contenido de la Pastoral y exige una educación transformadora de la realidad, motor de cambio social y compensadora de las desigualdades sociales, entre las que se encuentra la desigualdad por razón de sexo.

     Además, el sindicato pide al Gobierno que tome cartas en el asunto urgentemente. Porque por mucho que el portavoz del Ejecutivo, el Sr. Zaplana, asegure que el Gobierno del Partido Popular se distancia de la tesis episcopal y discrepa profundamente de sus valoraciones, sus acciones no lo avalan. Puesto que con la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) han dado a las autoridades religiosas todas las competencias en materia de determinación del currículo de la asignatura de religión, así como de decisión, supervisión y aprobación de los libros de texto y materiales didácticos a utilizar. Lo que no deja de ser un perfecto aval para el uso de los desafortunados y famosos vídeos antiaborto difundidos en las clases de religión y que tan nefasta repercusión tienen entre el alumnado, sobre todo el femenino.

    UGT exige que se retomen los principios democráticos y de igualdad de la anterior Ley Orgánica de Educación donde, desde una posición laica y progresista, se trabajaban las relaciones afectivas, que no son un problema de conciencia sino de convivencia. Pero todo ello no será posible mientras no se implante una educación laica, que no segregue al alumnado en católicos y no católicos, que no imponga una determinada moral represora y valores tales como la sumisión, la resignación o la pasividad que tantos perjuicios han causado a las mujeres. Estamos en un Estado aconfesional y la educación debe ser aconfesional y plural.

    Asimismo, la Conferencia Episcopal ya ha aprobado para este curso, dentro de la opción confesional católica que entró en vigor tras la última reforma educativa del Gobierno del PP, una educación infantil para que los niños y niñas sean capaces de descubrir y conocer el propio cuerpo, regalo de Dios y sus diferencias sexuales como don recibido de Dios. También tienen informes enteros sobre el sentido y la finalidad básica de la sexualidad y sobre la problemática del divorcio.

    Ante esto, el sindicato pide una educación que preste especial atención a los afectos y sentimientos, que ayude a los niños y niñas a desarrollar una personalidad autónoma, a que se asuman positivamente como seres sexuados vivan su cuerpo y su sexualidad de manera saludable y desarrollen unas habilidades sociales que contribuyan a crear unas relaciones interpersonales gratificantes. Una educación que gire en torno a la satisfacción de las necesidades personales y no del mercado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...