Turquía bloquea el relevo del jefe de la Alianza

Ankara veta al danés Rasmussen por las caricaturas de Mahoma

Turquía está bloqueando la elección del nuevo secretario general de la OTAN, que debe sustituir a Jaap de Hoop Scheffer en verano, debido a su hostilidad al primer ministro danés y candidato más respaldado, Anders Fogh Rasmussen. "Existen pocas posibilidades de que pueda consensuarse el nombre del nuevo secretario general en la cumbre", reconocieron ayer fuentes diplomáticas. Rasmussen cuenta con el respaldo de Estados Unidos y de España. El mandato de De Hoop Scheffer expira el 31 de julio.
Turquía, aunque no ha vetado oficialmente a Rasmussen, ha dejado claro que no le respalda. Ankara reprocha a Rasmussen su negativa a presentar disculpas públicas cuando un diario danés publicó una serie de caricaturas del profeta Mahoma, que fueron consideradas ofensivas por los creyentes musulmanes. Rasmussen considera que no hay ninguna razón para presentar disculpas y que el diario danés se limitó a hacer uso de la libertad de expresión, que es un derecho y un valor esencial en Europa.
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, asegura que los países musulmanes quieren que Turquía bloquee ese nombramiento. Algunos países aliados se han mostrado sensibles a esos argumentos y plantean si no sería un error elegir a Rasmussen en este momento, en que la OTAN intenta mejorar su imagen en el mundo musulmán, en medio de la guerra de Afganistán y cuando la Alianza Atlántica necesita la colaboración de Pakistán para privar a Al Qaeda y a los talibanes de su santuario.

MEDIO DE PRESIÓN
El Gobierno turco utiliza también esta cuestión para presionar a los aliados miembros de la Unión Europea (UE) para que se muestren más cooperativos en la cuestión turcochipriota y para que le permitan una mayor vinculación a la política de defensa europea. La autorización de Dinamarca a una televisión prokurda para emitir desde su territorio ha acabado de acentuar el malestar turco.
El ministro de Asuntos Exteriores polaco, Radoslaw Sikorski, también aspira al cargo, con el respaldo de varios países del Este, como la República Checa, Eslovaquia y Hungría. Sin embargo, la mayoría de los aliados europeos occidentales consideran que dada la conflictiva actitud que mantiene Varsovia hacia Moscú no es el candidato adecuado en un momento en que la OTAN trata de precisamente estrechar su cooperación con Rusia. Otros candidatos que han aparecido mencionados en los debates internos de la OTAN son el ministro noruego de Asuntos Exteriores, Jonas Gahr, y el ministro canadiense de Defensa, Peter Mckay.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...