Turquía aumenta en un 20 por ciento el presupuesto para Asuntos Religiosos

Gastará más en ese apartado que en Sanidad, Asuntos Exteriores o Cultura

El Ejecutivo turco sigue dando indicaciones de cuáles son las prioridades del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Recep Tayyip Erdogán, cuyo componente islamista ha cobrado una importancia cada vez mayor durante el último año. El gobierno ha anunciado un incremento de aproximadamente mil millones de liras turcas (casi 500 millones de euros) en el presupuesto del Directorado de Asuntos Religiosos del país, lo que supone un aumento de en torno a un 20 por ciento.

Este Directorado (o Diyanet, como es conocido en el país) fue establecido en 1924, tras la creación de la moderna República de Turquía, de carácter marcadamente secular. Al Diyanet se le asignaron las funciones de administrar los asuntos referidos a la fe islámica, resolver dudas sobre cuestiones religiosas y gestionar los lugares de culto, y tras la llegada al poder del AKP, la influencia de esta institución se ha incrementado sensiblemente.

Por ejemplo, el número de mezquitas en el país se ha disparado –actualmente hay más de 82.000, una décima parte de las cuales se han construido en la última década-, y el personal religioso dedicado a su administración, que depende directamente del Diyanet, ronda las 90.000 personas. En comparación, Turquía cuenta con unos 77.000 médicos y unas 67.000 escuelas de educación primaria, y el Sindicato de Educación asegura que serían necesarios otros 200.000 profesores para cubrir las necesidades reales del país.

Así, el presupuesto final dedicado a esta institución durante el próximo ejercicio será de 4.600 millones de liras turcas (algo más de 2.000 millones de euros). Según el diario «Hürriyet Daily News», esta cifra es superior a la dedicada a otros once ministerios de alto nivel, como el de Salud, Exteriores, Interior, Cultura o Energía, entre otros. El Directorado para Asuntos Religiosos pasa así a convertirse en la duodécima institución más rica de Turquía.

Además de la gestión de las mezquitas, el Diyanet se ocupa de organizar la peregrinación de los fieles a La Meca, controlar los sermones en los lugares de culto (una de las herramientas tradicionales del estado turco para mantener a raya el radicalismo), formar al personal religioso y publicar ediciones del Corán y libros sobre el islam.

Porceos de islamización

En el «Plan Estratégico del Diyanet» de 2009, la institución anunció su intención de crear su propia cadena de televisión y crear diversas instalaciones –bibliotecas, salas de internet y otros espacios- en numerosas mezquitas del país.

En ese año, el presupuesto del Diyanet fue de 2.445 millones de liras, casi la mitad de la cantidad que le será otorgada en 2013. Estos planes de expansión son calificados por los críticos como una muestra del proceso de islamización que está sufriendo el país, mientras que sus defensores, como Saim Yeprem, un alto cargo del Directorado, aseguran que es una mera «modernización» y adaptación a los nuevos tiempos. Lo que es obvio es que dichos cambios requieren de fondos, y, con el AKP en el gobierno, no parece que vayan a escasear.

Una mujer turca alauí en una tumba cerca de la frontera con Siria

Archivos de imagen relacionados

  • Turquia mausoleo alaui
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...