Treinta detenidos por el asesinato de diez musulmanes que desataron la violencia

La Policía birmana ha detenido a 30 personas por su presunta implicación en el asesinato de diez musulmanes el pasado 3 de junio, lo que desató una oleada de violencia en la región de Rajine, en el oeste del país. Al menos 80 personas han muerto y decenas de miles han huido de sus hogares desde entonces.

   Los arrestados, pertenecientes a una patrulla ciudadana, serán "sometidos a las acciones legales correspondientes", informa el diario 'New Light of Myanmar'.

   El incidente del 3 de junio tiene su origen en un ataque ocurrido seis días antes, cuando un grupo de musulmanes violó y mató a una mujer budista. En represalia, una patrulla de vigilancia ciudadana budista paró un autobús, obligó a bajarse a diez musulmanes y los linchó y asesinó, a pesar de que no tenían nada que ver con el suceso anterior.

   Tres jóvenes musulmanes fueron detenidos posteriormente por el asesinato de la budista. Uno de ellos se suicidó y los otros dos fueron condenados a muerte el 18 de junio.

   Rajine acoge a la principal comunidad musulmana de Birmania, principalmente rohingyas, musulmanes que fueron llevados por la fuerza al país en la década de 1820 por los colonizadores británicos para utilizarlos como mano de obra. El Estado birmano no les reconoce la nacionalidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...