Totalitarsmo y laicismo en España, según Cañizares. Visión catastrofista del país y su Gobierno

Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Toledo, cree que en nuestro país "se está ensayando una revolución cultural" para instalar "el laicismo" con el poder de una mayoría política "totalitaria". En una revista católica chilena, Cañizares arremete contra el "imperio gay" y grupos "feministas" por ayudar al Gobierno en el ataque a la familia.
 

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) hace un repaso general a la situción de la Iglesia y de su relación con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, en Humanitas, una publicación de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Cañizares no ahorra duros ataques al Ejecutivo por su legislación social, educativa e incluso territorial.

Sin derechos fundamentales
El cardenal retrata en la revista chilena un panorama desolador de España, donde "estamos asistiendo", alerta, "a una crisis profundísima de los Derechos Humanos". A su juicio, esos derechos "ya no son los que están inscritos en la naturaleza humana", sino que los señala el poder totalitario de un hombre, el de las mayorías o el que se genera" manipulando "la opinión pública".

Actitud totalitaria
"¿La ley natural reemplazada por leyes de tránsito?", pregunta Humanitas. "Sí", responde el cardenal español, que añade que esas leyes "las pone el poder", de modo que "vamos a un régimen totalitario y a una democracia falsa". "Lo que vale es lo que la mayoría define sobre algo ajeno al orden natural creado", se queja Cañizares, para quien eso constituye "una actitud totalitaria", repite.

Imperio gay
En la mente del arzobispo de Toledo está el reconocimiento del matrimonio homosexual en España, parte de "una escalada contra la familia por parte del Gobierno socialista", que ha contado con unos colaboradores a los que señala Cañizares: "Grupos como el del imperio gay y organizaciones feministas, que intentan imponer una ideología de género".

¿Sólo España?
El vicepresidente de la CEE asegura en la entrevista que "en ninguna parte del mundo se habla de matrimonio de personas del mismo sexo". Sin embargo, Bélgica, Holanda y Canadá han legislado en el mismo sentido que lo ha hecho el Ejecutivo de Zapatero.

Laboratorio laicista
Cañizares se suma a quienes consideran que en España "se está ensayando una revolución cultural que supone la instalación, como medida de todo, el laicismo". En este contexto inscribe la implantación de la asignatura sobre Ciudadanía, que el purpurado critica porque en ella "no cuenta en absoluto la realidad de Dios".

La unidad nacional
El número dos del episcopado ignora una vez más al número uno, Ricardo Blázquez, y se adentra en el debate sobre la unidad nacional, a pesar de que el obispo de Bilbao advirtiera de que esto no incumbe a la Iglesia. Cañizares da por hecho "el intento" por "romper la unidad de España", que asocia a "la unidad de espíritu", y lo enmarca en la revolución cultural antes mencionada.

Pobreza
La revista Humanitas también hace una pregunta sobre los más necesitados. Todo lo que el vicepresidente de la CEE dice al respecto es que el Papa "sabe que la pobreza más radical que el hombre de hoy padece es la indigencia de Dios". Y concluye insistiendo en su discurso: "Donde falta la realidad de Dios, no puede haber una sociedad libre".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...