Tórtola de Henares, el primer municipio de Guadalajara que admitirá «bautizos laicos»

Con gran satisfacción está difundiendo Izquierda Unida el hecho de que el Ayuntamiento de Tórtola de Henares sea el primero que haya contemplado la posibilidad de los "acogimientos civiles", al modo de bautizos laicos para no dejar a los padres sin ceremonia sin tener que pasar por la iglesia.

Tórtola de Henares se convierte, por iniciativa de Izquierda Unida, en el primer municipio de la provincia en el que se pueden celebrar “Acogimientos Civiles”. “En esta ceremonia civil de recibimiento institucional, los recién nacidos "son acogidos como nuevos ciudadanos, mostrando así su incorporación como miembro de pleno derecho en la comunidad democrática e implicando el compromiso de sus padres, madres o tutores legales de educarlo en los principios democráticos y en sus derechos y deberes como ciudadano”, según explica el concejal de IU de Tórtola de Henares, Andrés Salinas Meco.

“El “Acogimiento Civil” es una ceremonia o institución del ámbito puramente civil o laico, y por lo tanto compatible con cualquier otra ceremonia privada , religiosa o no, de acogimiento de recién nacidos”, ha recordado Salinas, para quien los "Acogimientos Civiles" son una vieja tradición republicana francesa. Se llevaron a cabo por primera vez en Estrasburgo (Francia) el 13 de julio de 1790, en tiempos de la Primera República Francesa y durante la Revolución Francesa proliferaron este tipo de celebraciones, hasta que se instituyeron por decreto el 26 de junio de 1792, como símbolo de la separación entre la Iglesia y el Estado”.

El "bautizo laico" más sonado hasta la fecha fue el de un hijo de la actriz Cayetana Guillén Cuervo, apadrinado por el socialista Zerolo.

Leo, el hijo de Cayetana Guillén Cuervo y Omar Ayyashi, se convirtió en junio de 2009 en el primer madrileño en recibir un "bautizo laico" en una ceremonia que celebró el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid Pedro Zerolo, quien aprovechó para reclamar un registro para que el acto "sea algo más que simbólico".

El niño era el cuarto ciudadano español que recibe la bienvenida laica a su comunidad por expreso deseo de sus padres.

Según las crónicas del acto, Leo participó activamente en su "bautizo", sorprendiendo a su madre al escuchar "relajado y sereno", a su abuelo Fernando Guillén, que le leyó el poema ´No te salves´, de Mario Benedetti, y a sus amigos Juan Carmona y su esposa, Matilde Amaya, que le cantaron una nana.

La madre explicó que "desde que nació hemos querido darle la bienvenida a una vida laica y democrática que estuviera de acuerdo con nuestras convicciones y nuestras creencias: nos casamos por lo civil y queríamos ser consecuentes".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...