Torremolinos celebrará bautizos civiles este mes tras publicar su ordenanza

Las ceremonias tendrán un coste de cincuenta euros y finalizarán con la plantación de un árbol y la entrega de un ejemplar infantil de la Constitución

El Ayuntamiento de Torremolinos comenzará a celebrar bautizos civiles este mes, una posibilidad que ya ofrecen consistorios como los de El Borge, Mijas, Casares o Antequera. La corporación de la localidad costera aprobó en el pleno de septiembre la moción para este fin presentada por el PSOE, que gobierna en minoría, con los votos a favor de Ciudadanos e Izquierda Unida, la abstención de Costa del Sol Sí Puede y la negativa del Partido Popular. La publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de la ordenanza municipal que regula las «ceremonias de presentación del nombre y bienvenida social», el largo eufemismo elegido para denominar estos eventos, era el último requisito antes de que el Ayuntamiento empezase a tramitar solicitudes.

Las ceremonias estarán oficiadas por el alcalde, José Ortiz, o por los concejales y tendrán un coste de cincuenta euros. La ordenanza establece la Casa de los Navajas, un palacete de estilo neomudéjar y declarado de interés histórico, como lugar preferente de celebración, aunque podrán habilitarse otros edificios públicos. Padres, madres o tutores deberán presentar la solicitud con una antelación mínima de quince días y los bautizos finalizarán con una entrega de un ejemplar infantil de la Constitución y la plantación de un árbol en el futuro jardín botánico del municipio.

El equipo de gobierno, en la ordenanza publicada en el BOP, justifica la medida bajo el argumento de que «la tolerancia que ha traído la sociedad democrática comporta el derecho de que nadie sea criticado por optar libremente, en función de sus creencias religiosas o morales, a asumir compromisos personales y celebrar ceremonias y ritos conforme a la pluralidad de confesiones». La iniciativa fue criticada por el grupo municipal del PP, que señaló su «inutilidad jurídica y administrativa».

Una adopción, el germen

Fuentes municipales sostienen que desde que anunciaron la medida «no han parado de recibir solicitudes», aunque no ha trascendido el número exacto, y que la primera ceremonia de este tipo tendrá lugar a mediados de mes. La moción fue presentada por la concejala Carmen García, que en 2010 concluyó el periplo que conllevan las adopciones internacionales, seis años de burocracia a los que quiso poner fin con un acto civil para presentar a su hija Elena Lu, encontrada en la puerta del Instituto de Bienestar Social de Nanfeng, en China, sin que el Consistorio torremolinense ofreciera nada parecido a una ceremonia de bienvenida.

La indignación de la concejala socialista, por entonces profesora de Derecho, quedó redimida cuando, tras acceder al Gobierno municipal el año pasado, planteó a sus compañeros la posibilidad de que Torremolinos celebrase bautizos civiles.

_________

Imagen: La Casa de los Navajas será el «lugar preferente» para celebrar este tipo de ceremonias. / Alberto Gómez

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...