Toma la Palabra y Sí se Puede dejan solo al alcalde de Valladolid del PSOE en la procesión

Ante sus peticiones de laicidad el socialista Puente responde que “no es alcalde de Oslo” y anuncia que su asistencia institucional a actos religiosos se repetirá

El nuevo alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, no ha querido romper con la tradición ni hacer caso a los partidos que le han dado la alcaldía. Ha asistido, como cargo institucional, con medalla de concejal y bastón de mando incluidos, a la procesión religiosa que cada año traslada desde la iglesia de San Lorenzo hasta la Catedral a la imagen de la patrona de la ciudad, la virgen de San Lorenzo.

Los cuatro concejales de Valladolid Toma la Palabra, sus socios de Gobierno, y los tres de Sí se Puede que votaron su investidura como alcalde, han dejado solo a Puente, a quienhan reclamado sin éxito que pusiera en práctica el artículo de la Constitución que define las instituciones de este supuesto Estado aconfesional como laicas.

La portavoz de Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez, había reclamado «evitar la confusión entre las funciones institucionales y las creencias religiosas de cada persona«  y en la misma línea se había expresado la portavoz de Sí se Puede, Rosario Chávez. Ambas han dejado claro que, a título personal, el alcalde, y cualquier persona, puede asistir a las manifestaciones regiosas que considere oportunas.

El alcalde, les ha respondido en declaraciones a la Cadena Ser: “Respeto mucho esa opinión, creo que es un debate legítimo. No es incompatible la laicidad o aconfesionalidad del Estado y de los poderes públicos con la presencia de representantes públicos en actos que forman parte de la esencia de lo que somos, de nuestras costumbres y de nuestras creencias. Creo que precisamente los poderes públicos deben estar cerca de la ciudadanía y de lo que la ciudadanía demanda siempre que sea razonable y no haga daño a nadie. Yo soy alcalde de Valladolid no de Oslo ni de Touluse”.

Acto seguido, el nuevo alcalde socialista anunciaba su intención de continuar asistiendo, en su condición de cargo público, a actos religiosos.

En la procesión el alcalde estuvo acompañado por buena parte de los concejales de su grupo, así como los del PP y Pilar Vicente, una de las dos concejalas de Ciudadanos.

La comitiva, que recorrió la Plaza de la Mayor donde se había confeccionado una “alfombra artística” en honor a la virgen, alcanzó la Catedral, donde se ofició una misa. En los alrededores del templo (calle Arribas), mientras duró el acto religioso, permanecieron aparcados en un lugar prohibido varios coches oficiales de autoridades civiles y militares.

Concejales de la corporación municipal y autoridades militares, durante la procesión. Foto: Ayuntamiento de Valladolid

Concejales de la corporación municipal y autoridades militares, durante la procesión. Foto: Ayuntamiento de Valladolid

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...