Todos los grupos, salvo el PP, estudian crear una comisión en el Congreso para profundizar en la laicidad del Estado

El órgano trabajaría durante un año proponiendo medidas para plasmar la aconfesionalidad en las instituciones, la educación y los medios

El Intergrupo por el Laicismo, del que forman parte todos los grupos parlamentarios excepto el PP, está estudiando la posibilidad de solicitar la creación de una comisión de estudio en el Congreso que, durante un año, se encargaría de proponer medidas para profundizar en la laicidad del Estado con la intención de que la aconfesionalidad sea una realidad en todas las instituciones públicas, la educación y los medios de comunicación, informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.
    Este intergrupo se creó el pasado mes de noviembre a instancias del coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien retomó una idea barajada meses antes en respuesta a la convocatoria de un eurodiputado radical italiano. Los diputados que se han integrado en él han mantenido ya dos reuniones y tienen previsto volver a encontrarse el próximo mes de febrero para ultimar su idea sobre la comisión de estudio.
    La diputada de Izquierda Verde (IU-ICV) Carme García explicó a Europa Press que todos los grupos, salvo el PP, comparten la idea de que el Parlamento debe sentarse a analizar "con seriedad y serenidad" cómo se puede avanzar hacia un verdadero Estado aconfesional y que ha llegado el momento de "dejar de marear la perdiz" con el debate y la aprobación cada cierto tiempo de iniciativas inconexas destinadas a este fin.
    García subraya que este intergrupo no pretende dirigirse contra una confesión religiosa. ni tiene nada que ver con el ateismo o el agnosticismo, sino que concibe la religiosidad como una opción "privada", defiende que el Estado debe estar al margen de la religión y viceversa, y entiende la laicidad como un pacto de convivencia en la pluralidad y la tolerancia.
    Por eso, barajan la conveniencia de que distintos expertos en estas cuestiones desfilen por el Congreso para definir exactamente qué es un Estado laico y para dar la oportunidad a los diputados de elevar al Gobierno unas propuestas destinadas hacer realidad la aconfesionalidad que recoge el artículo 16 de la Constitución.
 REVISION DE LOS ACUERDOS CON LA SANTA SEDE
    Los impulsores de esta iniciativa consideran oportuno que el Congreso aborde este asunto ahora que están llegando a España inmigrantes que practican distintas religiones. García destaca que ante esta variedad religiosa, el Estado no puede "decantarse" por apoyar a unas confesiones frente a otras porque ese favoritismo sería, además de
 "inconstitucional", discriminatorio. Además, indica que esta situación tiene un evidente reflejo en la educación y en otros ámbitos como las relaciones institucionales o incluso en cuestiones de protocolo.
    La revisión de los acuerdos con la Santa Sede, prevista para este año, también debería analizarse, según García, en esa comisión parlamentaria no permanente que, a su juicio, debería sentar las bases para poner fin a la financiación estatal de la Iglesia Católica.
    Aunque sus promotores insisten en que el intergrupo no se crea "contra nada", admiten que podría servir ahora para contrarrestar desde la sociedad civil la creciente implicación de la Iglesia católica en la vida política, con su frontal rechazo a medidas legislativas de
 marcado carácter progresista como el reconocimiento del matrimonio entre homosexuales.
 COLABORAR CON LA SOCIEDAD CIVIL
 De hecho, el intergrupo mantuvo el pasado mes de diciembre una reunión con la Plataforma Ciudadana por una Sociedad Laica, de la que forman parte entidades como la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF), la Federación de Mujeres Progresistas, la Federación Estatal de Gays, Lesbianas y Transexuales y varios sindicatos de la enseñanza.
    En ese encuentro la plataforma y los diputados acordaron mantenerse informados de sus respectivas actividades y quedaron en colaborar en la organización de aquellas que consideren oportunas durante los próximo doce meses.
    Por su parte, el intergrupo volverá a reunirse la primera semana de febrero para programar su labor de 2005. El ámbito educativo será uno de los frentes en los que centrará sus trabajos durante los primeros meses de este año, según informaron las mismas fuentes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...