Todos los centros de menores serán públicos antes de 2020 en Valencia

Todos los centros de menores de titularidad pública de la Comunitat Valenciana deberán tener también una dirección pública antes de 2020, según ha anunciado este miércoles la vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, quien ha destacado que «se acabó la privatización del sistema».

Actualmente hay 80 centros de menores en el territorio valenciano, de los cuales 14 son mixtos y 55 privados, por lo que éstos deberán pasar a tener una dirección pública antes del año 2020, ya que a juicio de la consellera es una «barbaridad» que el sistema de protección de menores no sea «íntegramente» público.

«Un sistema privado no supedita los derechos de los niños a cualquier interés legítimo» de una empresa privada, ha manifestado Oltra, quien ha defendido que los derechos de los menores deben estar por encima de los de la entidad que gestione el centro en el que estos se encuentren.

Oltra se ha manifestado en estos términos durante su comparecencia a petición propia este miércoles en las Corts Valencianes, donde ha informado sobre el nuevo Modelo Residencial de Infancia y Adolescencia en situación de desprotección tras los casos de supuesto maltrato en un centro de Segorbe y falta de mantenimiento detectado en otros como el de Monteolivete, en València.

«Hay 3.805 personitas que son nuestros hijos en la Comunitat» y que están en situación de desprotección, ha subrayado la consellera, quien ha recordado que en los centros de menores hay más de mil niños dentro de un sistema «frágil y a la deriva». A su llegada a la Conselleria, ha indicado, se encontró «un caos organizativo, privatizado, desmantelado, sin coordinación ni directrices», ha lamentado.

«En cuatro años tampoco arreglaremos todo el mal que ha hecho esta gente –ha señalado en referencia al PP–, pero habremos avanzado mucho», ha subrayado Oltra, que ha explicado que el nuevo modelo apuesta por «desinstitucionalizar a los niños» e integrarlos en familias.

En este sentido, ha indicado que desde abril de 2016 al mismo mes de 2017, los niños de 0 a 6 años ubicados en centros han descendido un 21%, y que a finales de este mes de mayo, en Castelló «no habrá ningún niño de 0 a 6 años en ningún centro» y estarán todos en familia. «Desde marzo de 2016, ningún bebe ha pasado por un centro» de Castelló, ha destacado.

Hogares de preparación de la vida adulta

El nuevo modelo plantea además un cambio en el modelo residencial para que los centros «sean menos centros y más casa». Así, se reducirán el número máximo de plazas por centro, que en los de recepción no superarán las 30 y en los de protección las 24 plazas.

La Conselleria también ha propuesto habilitar casas para jóvenes de 16 a 23 años con el objetivo de «prepararlos para la vida adulta», así como otras viviendas «de emancipación» para jóvenes de 18 a 25 años –comenzarán como experiencia piloto–. En los centros, además, se implantarán las figuras de los mediadores y de los técnicos en igualdad de género e integración.

Todos los centros contarán además con asambleas de infancia, obligatoriedad de ofrecer actividades externas de ocio fuera del horario escolar y revisar e incrementar el dinero para la vida independiente de los jóvenes. Además, habrá una coordinadora de centros dependiente de cada dirección territorial y se desarrolla un plan de infraestructuras.

«DIAGNÓSTICO DEL DESASTRE»

Oltra ha defendido que la Conselleria «desde el minuto uno» ha gestionado la situación del sistema de acogimiento a la infancia, cuyo diagnóstico era, según ha apuntado, «un desastre» del PP.

En esta misma línea se ha manifestado la diputada de Podemos Sanadra Mínguez, quien ha lamentado que en la época del anterior Gobierno autonómico «mientras se apostaba por los grandes fastos, se desatendía a los mas débiles; mientras algunos se dedicaban al saqueo no cumplían con sus responsabilidades, las entregaban intencionadamente a empresas privadas, e intencionadamente no ejercían ningún control sobre las mismas y se vulneraban los derechos de los menores», ha denunciado.

En este mismo sentido se han manifestado desde Compromís y PSPV, quienes respecto a la denuncia de Oltra sobre los menores del centro de Segorbe (Castellón) que iban a mendigar comida al supermercado, han lamentado que los 2.200 euros que la congregación responsable del centro recibe por menor no se destinasen a comida, que en varias ocasiones, según los propios menores, estaba caducada.

Por su parte, la parlamentaria ‘popular’ María José Catalá ha criticado que Oltra haya culpado de la situación en los centros de menores «al PP, al alcalde de L’Eliana y a los vecinos, a los monjas y a los curas; todos tienen la culpa pero usted no tiene la culpa de nada», ha denunciado la diputada, quien ha agregado que la consellera «en dos años no ha hecho lo que debía» y le ha pedido su dimisión.

Desde Ciudadanos (Cs), Alberto García también ha criticado que Oltra no haya llevado a cabo una política «adecuada» de prevención, que a su juicio pasa por invertir en equipos municipales de servicios sociales».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...