Terrorismo episcopal: «Lo que se hace es eliminar a los enfermos»

Los obispos tachan la selección de embriones de «técnica eugenésica»

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Madrid, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, se posicionó en contra de la selección genética de embriones con fines terapéuticos calificándola de "técnica eugenésica" aludiendo así al nazismo. Así, definió la selección embrionaria como "eliminar a los enfermos para dejar vivir a los sanos". Como respuesta, la vicepresidenta Mª Teresa Fernández de la Vega defendió “los avances científicos” a la hora de curar y salvar vidas, aunque apuntó que “el Gobierno no confronta con la Iglesia”.

Tras tachar la selección genética de embriones de “técnica eugenésica”, Martínez Camino condenó su empleo: "No se puede hacer el bien a costa de hacer el mal radical y la Iglesia no puede estar de acuerdo con esas técnicas".

Confiados con el Concordato
El secretario general del Episcopado cree que esas técnicas se usan por "intereses económicos" y reiteró que "no puede ser proyecto eliminar a los enfermos", según recoge Europa Press. Martínez Camino también se jactó de que la reforma de la Ley de Libertad Religiosa que está preparando el Gobierno "casi no afecta" a la Iglesia y a los católicos porque en el caso de España esa relación está regulada a través de los acuerdos del Estado con la Santa Sede.

El Gobierno, con los “avances científicos”
Preguntada por la postura de la Iglesia respecto a la selección embrionaria, la vicepresidenta De la Vega subrayó que “el Gobierno no confronta con la Iglesia” y actuaban en ámbitos constitucionales diferentes, y “respetan” su postura. En cualquier caso, defendió que la postura del Gobierno es que “los avances científicos” son positivos ya que ayudan a que “la gente salve vidas y se cure”, defendiéndolos cuando “se producen con todas las garantías”.

Sin máscara
Lo que ha hecho Monseñor Camino es quitarse la máscara, ahora que ha pasado la euforia del “niño medicamento” que salvó a su hermano en Sevilla, pero justo antes de que se reabra la cuestión con un caso parecido en Córdoba. En aquel momento, la buena noticia eclipsó parte de la campaña mediática de la Iglesia sobre linces (que no eran ibéricos) y fetos (con apariencia de bebés).

Más cerca de la respuesta
Por eso, cuando Camino fue entrevistado en la Cadena Ser a mediados de marzo sobre sus carteles, no pudo evitar ser preguntado al respecto. “Para llegar a ese fin feliz ha habido que eliminar a otros hermanos de este que ha sido curado en sus primeras semanas de existencia”, dijo Camino, repitiendo sus gruesas palabras de hoy, a lo que añadió que los embriones rechazados “han sido seleccionados para la muerte”. Hasta en tres ocasiones, Camino rechazó responder a una pregunta muy sencilla: “¿Hubiese nacido Javier si de usted hubiera dependido?”. Hoy ya estamos más cerca de la respuesta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...