Terrenos públicos para el minivaticano

El Plan Parcial de Reforma Interior de la Cornisa del río Manzanares, conocido como el minivaticano, aprobado hace menos de un año, modificará la fisonomía de la ciudad.

Los vecinos de La Latina (Madrid) siguen esperando que se pronuncie la Comisión Europea para saber si desaparecerán los jardines de la Vistillas. En Bruselas, en mayo 2009 se abrió un expediente informativo en el que se pide una evaluación del impacto ambiental y las repercusiones del proyecto de la Ciudad de la Iglesia en el patrimonio público. Todo procede del acuerdo entre el cardenal Rouco Varela, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, y el alcalde Ruiz Gallardón, según el cual el Ayuntamiento de Madrid cedió a la Iglesia el 27 de febrero de 2009 una parcela de 25.000 metros cuadrados. Allí, en el actual Parque de la Cornisa y de las Vistillas, se llevará a cabo un enorme complejo arquitectónico-eclesiástico que incluye una biblioteca diocesana, una residencia para sacerdotes, 200 plazas de aparcamiento, oficinas, un hogar para indigentes y una guardería.

Rechazo vecinal

El proyecto ha recibido el rotundo rechazo de los vecinos del barrio, que se organizan en la Asociación de Amigos del Parque de la Cornisa. Lina Rubí, presidenta de la asociación, denuncia que “lo de incluir una guardería en el proyecto es un chantaje, desde hace años la reclamábamos, pero se decide hacerla sólo ahora a cambio de nuestro silencio”. Rubí defiende que la Cornisa es “habitada” por los vecinos: “Venimos aquí con los niños a diario, en verano proyectamos películas, lo sentimos muy nuestro”. Después de las obras será un parque de tamaño reducido y atravesado por una calle, “los niños ya no podrán jugar con tranquilidad y no se podrá volver a organizar eventos para el barrio. ¿Por qué se obstinan en que sea este sitio?”, se pregunta Rubí. Ésta explica que cuando las excavadoras toparon con la muralla de Felipe IV durante las obras de reforma de la calle Serrano, en mayo de 2009, el Gobierno regional obligó al Ayuntamiento a protegerla y conservarla. “Aquí que la tenemos a la vista se la quieren cargar, no tiene sentido”, denuncia.

En marzo de 2009 se manifestaron más de 8.000 personas contra el acuerdo entre Arzobispado y Ayuntamiento. Desde entonces, junto con otras asociaciones, presionan a la alcaldía para que se renuncie al proyecto. En el parque se han organizado actividades de sensibilización a este asunto y se ha producido el documental La batalla de la Cornisa, estrenado en Madrid el 8 de enero.

En el pleno municipal la oposición se concreta con las acciones de IU, que denuncia una “gestión confesional del patrimonio público”, y que ha pedido junto al PSOE la intervención de la Comisión Europea.


ADIÓS A LA CORNISA

Los 25.000 m2 cedidos por el Ayuntamiento se unirán con el jardín del Seminario Conciliar, para el proyecto del enorme Edificio de la Curia, de 150 metros de fachada junto al que se instalará la Biblioteca Diocesana.

En las Vistillas se instalará la residencia de los sacerdotes, integrando y reformando el ya existente centro de acogida para ancianos. En el lado sur, en el parque de la Cornisa, se edificará un colegio-guardería y un polideportivo público. El nuevo plan de urbanismo incluye la realización de dos calles en los dos parques y la sustitución de la escalera monumental que baja de la Cornisa a la Ronda de Segovia rodeando los parques junto a la muralla de Felipe IV, por una carretera de dos carriles para permitir el acceso a estos edificios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...