Tensión y cruce verbal con los «Pro Vida» en la marcha por el aborto

Un grupo de católicos que vivaba a «Cristo Rey» formó una valla frente a la Catedral metropolitana. Un cordón policial los protegía. Cuando llegaron los manifestantes que piden la despenalización, hubo algunos incidentes.

Miembros de organizaciones sociales y políticas reclamaron ayer que se vuelva a tratar en el Congreso Nacional el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, al cumplirse un año del día en el que, según denunciaron, "se mostró claramente la intención de cajonear y boicotear" la iniciativa que consagra "el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito".

Miles de militantes marcharon las 20 cuadras por Avenida de Mayo que unen el palacio legislativo y la Casa Rosada y en su paso repudiaron al jefe de gobierno Mauricio Macri por vetar la reglamentación del aborto no punible y también se trenzaron en duelos verbales y cánticos con un grupo de católicos que desde temprano formaron frente a la Catedral Metropolitana con rosarios enlazados en los puños.

"Hoy como ayer, a pesar de años de lucha del movimiento de mujeres, el derecho al aborto no figura en la agenda política del gobierno ni del Parlamento. Sin embargo, podemos afirmar que a partir del triunfo de la movilización que consiguió el aborto en el caso del Hospital Ramos Mejía, también hemos logrado reinstalar el debate del derecho al aborto en la escena política nacional. Se discute en los lugares de trabajo, en los colegios y en las facultades, en los barrios, a través de los medios. ¡Tan de espaldas están, que en el único ámbito donde no se discute y aprueba es en el Congreso!", afirma un documento que leyeron referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal y contra la Violencia hacia las Mujeres, Mujeres de la Matria Latinoamericana, agrupaciones civiles, universitarias y partidos de izquierda como el MST, el PTS y el PO.

El texto recuerda que "está demostrado en todo el mundo que la criminalización del aborto no impide su práctica cuando la mujer está decidida a interrumpir su embarazo. En la Argentina se realizan en la clandestinidad más de 500 mil abortos por año; y la cruda realidad es que las cientos de mujeres que mueren anualmente por abortos clandestinos e inseguridad (la principal causa de muerte de mujeres gestantes en el país) son en casi todos los casos mujeres jóvenes y pobres, evidenciando la cuestión de clase y desigualdad social que persiste detrás de la penalización del aborto. Denunciamos al gobierno como responsable de las mueres por aborto clandestino".

También se cuestionó al senador Miguel Pichetto por pretender volver a discutir el aborto no punible "derecho ya garantizado por la legislación nacional desde 1921 y dos fallos de la Corte Suprema de este año", y al ministro de Salud Juan Manzur "por no haber otorgado carácter de resolución ministerial a la Guía de Abortos no Punibles, para que sea de aplicación obligatoria en todo el país", lo que impediría "políticas antiderechos de muchos gobernadores, que no acatan el fallo de la Corte Suprema y del jefe de gobierno porteño quien vetó la ley de aborto no punible aprobado por la Legislatura porteña". La reforma al Código Civil también fue criticada porque "ratifica la defensa de la vida desde la concepción".

La movilización, decidida en el reciente 27º Encuentro Nacional de Mujeres que se celebró en Misiones, partió cerca de las 18:30 desde el Congreso, pasó por la jefatura de gobierno donde se insultó a Macri y tuvo el momento de mayor tensión frente a la Catedral y la Curia porque allí había un puñado de católicos con brazaletes de una Liga Pro Vida, crucifijos y rosarios en los puños que formaban un cordón de seguridad mientras rezaban y vivaban a Cristo Rey, mientras desde el otro lado les cantaban "no sos la vida, no sos la paz, sos el fascismo clerical" y "prohíben el aborto los curas abusadores de menores".

Delante ellos un grupo de medio centenar de infantes de la Policía Federal que soportaron estoicos los insultos y cánticos. Volaron desde el grupo religioso algunos huevos y los uniformados se llevaron detenido a un joven, pero no hubo mayores incidentes por el pedido de los organizadores de la marcha que sugerían no ceder a las provocaciones.

La presidente de la Madres de la Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, la diputada Victoria Donda y la dirigente Vilma Ripoll marchaban a la cabeza de la marcha desde donde se reclamaba "aborto legal para no morir, anticonceptivos para no abortar".

Archivos de imagen relacionados

  • mani aborto ARG2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...