«Tenemos que aprender que no todas las situaciones en las que se muere el paciente son eutanasia»

Ni la sedación, ni el rechazo del tratamiento, ni la limitación del esfuerzo terapéutico. Nada de esto es eutanasia, a pesar de que muchos piensen lo contrario. «Es la que viene tipificada en el artículo 143.4 del Código Penal, hay que apr

La doctora Azucena Couceiro Vidal es profesora de teoría de la Medicina y Bioética en la Universidad Autónoma de Madrid. Posee una larga trayectoria en el campo de la bioética, tanto en España -llegó a ser asesora técnica de la Presidencia del Gobierno- como en Latinoamérica. Ayer visitó el Hospital Donostia, donde por la mañana impartió una conferencia sobre la objeción de conciencia, y por la tarde dirigió un taller-seminario en el que, con personal sanitario del propio hospital, se trataron diversos escenarios posibles al final de la vida.

Aclaremos conceptos. ¿Bioética es igual a deontología médica?

No, no es lo mismo. La deontología son los principios que durante años han ido planteando los médicos para tomar decisiones. En la bioética aparecen también los ciudadanos, aparecen los conflictos entre ciudadanos y profesionales. La bioética trata de intentar tomar decisiones cuando intervienen no sólo los principios profesionales, sino también los valores de la sociedad, las leyes, la Constitución… y cómo todos estos valores entran en diálogo con los profesionales, que no siempre están de acuerdo.

Sin sociedad, no habría bioética.

No. Dicho de otra forma, cuando una sociedad se vuelve activa, como el caso de las europeas, que son más activas, reivindicativas y más conscientes de sus capacidades y sus derechos, se empiezan a plantear conflictos. No es casualidad que la bioética surgiera en los Estados Unidos.

¿Cuáles son los conflictos más comunes?

Todos aquellos en los cuales el paciente toma decisiones o contradice las que nosotros tomaríamos desde la clínica. Siempre que nosotros tomamos una decisión, la hemos tomado basándonos en argumentos clínicos. El conflicto se genera cuando los pacientes rechazan aquello que nosotros indicamos.

¿Deberían los médicos ser laicos en el ejercicio de su profesión?

Nadie tiene por qué ser laico ni religioso. Un médico tiene que ser lo que quiera, no por ser o no ser religioso va a hacerlo mejor o peor. Una sociedad laica no está a favor o en contra de la religión, le es indiferente, siempre y cuando ésta se ajuste a la legalidad.

¿Debería de poner el médico sus convicciones encima de la mesa?

El médico no va a dejar de ser lo que es, lo que pasa es que vivimos en una sociedad en la que tratamos de ejercer nuestro trabajo sin imponer a los demás nuestras creencias o valores.

La eutanasia es uno de los temas éticos más discutidos en la sociedad.

Es un tema muy complejo. No es el médico quien decide si una situación es o no es eutanasia. Existen casos como la sedación, el rechazo del tratamiento o la limitación del esfuerzo terapeútico que no son eutanasia. Ésta viene tipificada en el artículo 143.4 del Código Penal, pero tenemos que aprender a distinguirla.

¿Qué es la objeción de conciencia?

La objeción de conciencia es un conflicto entre mis valores o creencias, sean religiosas o no, y la ley vigente en un país. El profesional tiene una obligación, cumplir una determinada labor con unas leyes vigentes, lo cual a veces puede chocar con su conciencia. Sin embargo, a veces resulta más difícil definir qué no es objeción de conciencia. Hay diversas situaciones en las que los médicos, por desconocimiento, alegan objeción, cuando no es el caso.

¿Es un derecho general?

No, lo que existe es un derecho a expresiones concretas de la misma, a casos concretos que hay que justificar.

¿Cree que los médicos tienen suficiente información acerca de esta materia?

Son cuestiones bastante recientes, por lo que a los médicos sí que les falta información.

¿Trabajan las universidades este tema?

Actualmente no hay una buena docencia universitaria en este sentido. Debería haberla, porque al carecer de ella, surgen problemas que no sabemos cómo resolver en el desempeño de la profesión. No se da una suficiente cualificación en esta materia, y nuestros clínicos la necesitan.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...