Tan solo 315 euros se donaron para organizar la visita del Papa

Ni la irrisoria cantidad, ni el crédito de 300.000 euros, arrojan luz sobre los gastos millonarios del evento

Siguen sin salir las cuentas de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia. Aunque han pasado casi dos años, la Generalitat y al arzobispado han cerrado filas y aún no se conocen los resultados del ejercio de 2006 de la fundacion encargada de gestionar la visita del pontífice. Y si bien se sabe que la asociación adquirió un crédito de 300.000 euros para afrontar el evento, la oposición calcula que los gastos ascienden a 60 millones de euros. El asunto vuelve a cobrar vigencia después de que saliera a la luz la noticia de que los donativos recogidos para esta causa ascienden a… ¡315 euros!

“V Encuentro Mundial de la Familia” es el nombre de la fundación “ad hoc” creada en febrero de 2005 para organizar la visita que el Papa Benedicto XVI hizo a Valencia en julio de 2006. La asociación, constituida con la participación de la Generalitat, el Ayuntamiento, la Diputación y el Arzobispado, contó con un capital incial de 40.000 euros para afrontar gastos cifrados en 60 millones de euros.

Cargos del Gobierno popular
Franscico Camps, presidente del Ejecutivo autonómico, y Agustín García Gasco, arzobispo de la comunidad, figuran como presidentes de honor de la fundación, en tanto la alcaldesa de la capital valenciana, Rita Barberá, ocupó la vicepresidencia.

15 euros de los afiliados
Si ya era parte del anecdotario el aporte incial de seis euros del patrono-fundador de esta organización, es decir, el arzobispado, ayer El País se hacía eco de otro dato no menos llamativo. Se trata de los donativos con los que contó la entidad para preparar el magno evento: Nada más ni nada menos que… ¡315 euros!. De esta cifra, 300 corresponden al desembolso de patrocinadores, promociones y colaboraciones. Los 15 restantes provienen de las cuotas de los usuarios afiliados.

Dos años después
El diario de PRISA informa que así consta en la documentación sobre el primer ejercicio de funcionamiento de la fundación, correspondiente al año 2005. A pesar de que dichos documentos se depositaron el 18 de julio de 2006 en el Registro de Fundaciones de la Generalitat, casi dos años han tenido que pasar para que pudieran consultarse.

Secretismo con las cuentas
Esta era una petición de la oposición, encabezada por el diputado socialista José Camarasa, quien ha venido denunciando el secretismo con el que el Ejecutivo regional trata el tema. Tanto, que aún no se conoce ni el gasto real del viaje del Papa, ni las cuentas de la fundación corrspondientes al ejercicio de 2006 –a pesar de que están depositadas en un registro público-.

Crédito de 300.000 euros
Lo que sí se sabe es que “V Encuentro Mundial de las Familias” tuvo que suscribir una póliza de crédito con Bancaja por 300.000 euros para afrontar sus gastos de funcionamiento. Según recoge El País, las previsiones no debieron cumplirse muy bien ya que los mismos gestores reconocen que “la fundación sufrió un déficit transitorio de liquidez durante 2005 (…) por la utilización de una póliza de crédito para financiar las primeras operaciones y contratos a la espera de recibir donativos particulares y empresariales y suscribir los convenios de colaboración”.

Gastos en publicidad
Este déficit no impidió a la fundación gastar 206.000 euros en 2005, incluyendo los 23.000 destinados a pagar salarios. El mayor desembolso, sin embargo, se realizó en publicidad, propaganda y relaciones públicas para lo que se destinaron 160.000 euros, la mayoría, para financiar la web del Encuentro, en la que se difundían mensajes contrarios al matrimonio homosexual y al aborto, y para la producción audiovisual promocional.

Los cálculos oficiosos
Contra el mutismo de la Generalitat Valenciana, la oposición socialista ha venido echando cuentas del gasto de la visita papal, basándose en fuentes oficiosas. Solo el el altar al aire libre para la misa del Papa ascendió a más de 600.000 euros. En flores ornamentales, se superó el medio millón de euros. La empresa pública de la Generalitat Valenciana que gestiona el metro de Valencia, FGV, invirtió otros 400.000 euros para adecuar un aparcamiento de peregrinos.

Las cuentas claras…
Camarasa advierte que la inversión en publicidad coincide con el importe de la póliza de Bancaja. Y a pesar de que los socialistas calculan que los gastos ascienden a 60 millones de euros, dos años después de la visita de Benedicto XVI, sigue sin haber transparencia en las cuentas. Víctor Campos, vicepresidente del Consell en febrero del año pasado, adelantó una cifra de 1,9 millones. Bastante menos que los 20 millones calculados por los propios organizadores en su momento, e inferiores también a los 2,36 millones declarados por Rita Barberá, alcaldesa valenciana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...