Suspendido en Asturias un cura que quiere ser candidato

El párroco de La Manjoya, Arturo García, anunció la fundación de un partido para las autonómicas del 22 de mayo en Asturias

Los obispos pueden manifestarse o pedir el voto, pero un cura es suspendido a divinis (le queda prohibido oficiar misa, confesar o impartir los sacramentos) si decide saltar a la política. Esto le ha ocurrido al párroco de La Manjoya, Arturo García, tras anunciar la fundación de un partido con el que pretende concurrir a las elecciones autonómicas del 22 de mayo en Asturias.

En un comunicado, la diócesis asturiana, presidida por Jesús Sanz, recalca que "antes de tomar esta penosa determinación" se han "agotado todos los cauces de diálogo con el mencionado sacerdote. El cura, que a partir de ahora, y hasta que se le levante el castigo, tendrá que colgar los hábitos, "fue advertido con respeto y claridad" de las "consecuencias canónicas" que "podría tener" su decisión.

Ante el "clima político"

El sacerdote anunció el domingo pasado a sus feligreses que daba el salto a la política después de haber fundado el Partido Democrático y Constitucional (PDYC), que se presentará públicamente el próximo sábado. "Después de una profunda y seria reflexión, y viendo el clima político, que tenemos en Asturias he llegado a la conclusión de que la mejor forma de ayudar a la gente es incorporándome a las estructuras de gobierno del Principado", expuso desde el altar al acabar la misa, ya en vaqueros. "Sólo os pido que respetéis mi decisión, no que la compartáis. Es muy discutible y traerá polémica", advirtió García.

El Código de Derecho Canónico admite, en "circunstancias excepcionales", la participación de clérigos en partidos políticos o sindicatos. Según el canon 287.2, estas se darían cuando la autoridad eclesiástica lo considerara útil para la defensa de los derechos de la Iglesia o la promoción del bien común. Lo que, según el Arzobispado, no se da en este caso. Sí ocurre en Euskadi, donde desde hace ocho años, cuatro sacerdotes se presentan, de forma simbólica en los últimos puestos de la lista por el Partido Popular y el PSE.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...