Suspenden procesiones de Semana Santa en colegios públicos de Sevilla por discriminar a alumnos

La plataforma Sevilla Laica ha conseguido que se suspendan las procesiones previstas los próximos días en dos colegios públicos. Los equipos directivos se han basado para ello en la directriz dada por la Inspección educativa, que determina que dichos actos no pueden celebrarse en horario escolar, al entender que discrimina a los alumnos que no estudian Religión.

Las familias que integran dicha plataforma se muestran en contra de las procesiones escolares previstas en los colegios de la provincia. Por ahora, han conseguido que se suspenda en el CEIP Giner de los Ríos.  Puede que en los próximos días ocurra lo mismo en otros centros.

Estos padres entienden que la escuela pública ha de ser «un lugar neutro y laico». Por tal motivo, han hablado con la dirección de los colegios para «defender el derecho fundamental de sus hijos a elegir la opción de Valores y no la de Religión«, sin que esta opción suponga «sufrimientos ni consecuencias negativas y tristes para los alumnos de Infantil y Primaria«.

Según la citada plataforma, los equipos directivos se han basado en las instrucciones dadas por las autoridades educativas en asuntos concernientes a temas de Religión: «Las actividades que se organizan para todo el centro y en horario escolar no pueden realizarse si alguno de los alumnos queda fuera de esta actividad por no pertenecer al aula de Religión, al elegir la opción de Valores».

Para estos padres, «no vale la excusa de que la actividad sea optativa, pues sería mucho peor enfrentar a niños a la decisión de disfrutar o no con sus compañeros por razones de conciencia». En este punto, inciden en que «no se resuelve lo esencial: la separación del alumnado de una misma clase en dos grupos, según hayan expresado sus opciones por Religión o Valores».

También abundan en que este tipo de procesiones tiene un carácter «totalmente confesional». «Si se lleva a cabo han de circunscribirse, exclusivamente, al Aula de Religión, como determina la Inspección educativa», añaden.

De igual modo, estiman que «una procesión de Semana Santa puede disfrutarse en cualquier calle, pero no es una actividad propia de la escuela pública«. Destacan que años anteriores algunos niños han encarnado la figura de Jesucristo, por lo que interpelan a la comunidad educativa sobre «¿qué pensarán los creyentes?, ¿y los hermanos de la cofradía’, ¿y las familias de los pequeños convertidos en aprendices de cofrades en su colegio?».

La polémica por la celebración de este tipo de procesiones en colegios públicos ya ha surgido en ocasiones anteriores. Al igual que ha ocurrido con los actos relacionados con la fiesta de Halloween o, incluso, la Navidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...