Suspenden marcha laicos de la Nueva Jerusalén

Tras entrevistarse con las autoridades del Estado y llegar a acuerdos para reabrir las escuelas laicas y públicas

Tras tomar acuerdos con las autoridades estatales, los aproximadamente 200 disidentes que llegaron ayer hasta el obelisco Lázaro Cárdenas, decidieron retornar a la Nueva Jerusalén y no continuar con su manifestación para exigir el restablecimiento de las clases y educación laica en su comunidad. Calcularon que para el próximo ciclo escolar se normalizará la actividad en los planteles, suspendida desde agosto del 2011.

Encabezados por Juan José Ortega Madrigal, secretario Técnico de la sección XVIII de la CNTE, una comitiva de la Nueva Jerusalén se reunió por más de 4 horas con el subsecretario de gobierno, Fernando Cano Ochoa, donde se les informó que desde antenoche, las escuelas preescolar, primaria y telesecundaria estaban en resguardo de la Procuraduría de Justicia del Estado y ya no del grupo conservador, liderado por Martín Tour.

Asimismo, se estableció una nueva mesa de diálogo para la próxima semana y confiaron en que el próximo ciclo escolar ya habrá clases con normalidad.

El sindicalista, que es la voz autorizada por el grupo denominado "los marginados", explicó que entre las negociaciones se logró que:

"El edificio escolar estuviera en manos de la procuraduría y no de particulares. Y se van a realizar las mesas de diálogo que sean necesarias e insistiremos el tiempo que sea necesario para que los niños de este lugar tengan el derecho que todos los michoacanos tienen".

Y en un acto de "buena voluntad y confianza al gobierno" estatal, dijo que se canceló la marcha anunciada para el día de ayer, conscientes de que "el diálogo debe imperar y sabemos también que no es tan fácil con una receta de cocina", empero, en el siguiente encuentro -la próxima semana- con las autoridades de gobierno, "vamos a tener que hacer acuerdos muy concretos ya", tales como "cuándo se restablecerá el servicio -de clases- y si se pueden dar las garantías para los compañeros maestros, los niños y la comunidad en general".

Pese a que desde agosto pasado los fieles a la Virgen del Rosario se apoderaron de la escuela y no permitieron su funcionamiento, aseguró que los más de 250 estudiantes no perderán el año escolar porque se les impartió clases en casa particulares que fueron improvisadas como aulas, de manera que los profesores entregaron a tiempo a la Secretaría de Educación en el Estado. (J)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...