Surgen críticas al presidente de Panamá por exceso de religiosidad

Se le relaciona con el Opus Dei y cada vez es mayor su presencia en actos religiosos, como ayer en la misa de Cuaresma, aumentando  la influencia de la Iglesia Católica en la política panameña.

Mientras el presidente Juan Carlos Varela asistía la misa del primer domingo de Cuaresma en Atalaya, provincia de Veraguas, en la ciudad capital surge una escalada de críticas ante la posibilidad que su administración abandone el histórico Estado Laico de Panamá y lleve al país a un Estado confesional que consiste en adhierirse a una religión específica.

La politóloga y analista de televisión Sabrina Bacal, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores en la administración de Varela, se encuentra entre las personas que han levantado las voces sobre lo que ha denominado el “corte cada vez más religioso y católico del presidente Varela y su gobierno”.

Otra de las personas que generan opinión pública es el abogado Ebrahim Asvat, quien ha ido más allá de Bacal. “Un buen político mantiene su fe en la esfera privada. El exhibicionismo religioso puede mal interpretarse”, dijo Asvat, a través de su cuenta de twitter. “Sin darnos cuenta la política y la religión se convierten en los dos lados de la misma moneda (…) Nos quejamos de la influencia gringa en la política panameña. Que tal la influencia de la iglesia católica en la política panameña”, se preguntó el tambén analista y expresidente de los diarios La Estrella y El Siglo.

“Los mayores hechos políticos del sr. presidente son sus constantes encuentros religiosos y sus afirmación a la fe católica”, dijo Asvat.

A esos comentarios se sumó el médico cardiólogo y columnista Daniel Pichel, quien dijo que Juan Carlos Varela a título personal goza de todo el derecho de expresar sus inclinaciones religiosas como guste. El problema empieza a enturbiarse, dijo Pichel, cuando mezcla esa creencias con la toma de decisiones del Estado y la representación como presidente de todos los panameños

En declaraciones al programa Radar, que transmite TVN Canal 2, Pichel se preguntó si se desinga un importante rabino, el presidente Varela irá a Jerusalén a ese acto como estuvo en El Vaticano en compañía de José Luis Lacunza, designado cardenal.

Al respecto, el excanciller Jorge Eduardo Ritter recordó que el propio padre Francisco, en una de sus intervenciones públicas, abogó por un Estado laico, mientras que el presidente Varela se ausentó una semana del país para asistir a misa a Roma en un acto fundamentalmente religioso.

Ese comportamiento reiterado de gobiernar de Varela, estimó Ritter, camina en contravía de la forma en que se ha conducido el país desde inicio de la república, y contrario a las luchas latinoamericana encaminadas a separar al Estado de la iglesia.

Al presidente Varela se le ha relacionado como un activo miembro del Opus Dei que significa obra de Dios conformada por sacerdotes que forman el clero propio de la prelatura y por fieles laicos.

Fue fundada 2 de octubre de 1928 por Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español canonizado en 2002 por Juan Pablo II.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...