Suiza también tiene su derecha religiosa

Si la Unión Democrática del Centro (UDC, partido de la derecha conservadora) lleva la voz cantante en la campaña ante la votación contra los alminares, otro partido «bastante menos conocido» también respalda la iniciativa

La mayoría de las personalidades que defienden la iniciativa popular que pretende la prohibición de la construcción de alminares en Suiza procede de la UDC.

A la cabeza se sitúan los diputados Oskar Freysinger en la Suiza de expresión francesa y Ulrich Schlüer en la Suiza de lengua alemana.

Lo que es menos conocido por el público es que hay otro partido que hace igualmente la campaña, la UDF. De hecho, esta formación política está en el origen de esta iniciativa.

Sin embargo, la gente conoce solamente muy poco sobre esta formación. Para ampliar la información, swissinfo.ch conversó con Hans Hirter, politólogo de la Universidad de Berna y autor de articulo del Diccionario Histórico de Suiza dedicado a la UDF.

swissinfo.ch: ¿Cómo explica que la UDF sea tan poco conocida entre el gran público?

Hans Hirter: En primer lugar porque es un pequeño partido que no ha llegado a conseguir ni el 2% de los votos en las últimas elecciones federales, incluso tras presentarse en una quincena de cantones.

Además se trata de un partido bastante nuevo, ya que sólo existe desde 1975.

swissinfo.ch: De todas maneras hay regiones donde la UDF está más presente.

H.H.: Allí donde la UDF es fuerte, es en el cantón de Berna –donde obtuvo más del 4% de los sufragios– así como en los cantones de Zúrich, Turgovia y Argovia.

Lo que le es característico es que estos son cantones mayoritariamente protestantes. Este partido vive especialmente en las regiones conservadoras protestantes, sobre todo allí donde una buena parte de la población forma parte de las Iglesias libres, es decir los grupos evangélicos independientes del protestantismo oficial.

swissinfo.ch: ¿Cómo nació este partido?

H. H.: Se trata de una amalgama. Por un lado, había gente que procedía de los otrora republicanos, es decir, el partido xenófobo de los años 1960 de James Schwarzenbach. Además de la parte xenófoba, los republicanos siempre han sido muy conservadores.

Por otra parte, también hubieron –en especial en el cantón de Berna– personas que procedían del Partido Evangélico y que pensaban que la formación estaba demasiado en el centro, incluso a la izquierda, sobre todo en los ámbitos social y de medio ambiente.

Algunos miembros muy conservadores de este Partido Evangélico se reunieron con los Republicanos para fundar la Unión Democrática Federal (UDF).

swissinfo.ch: ¿Se podría decir que se trata de un partido fundamentalista a nivel religioso?

H. H.: En cierta medida sí, ya que en todas sus publicaciones, la UDF dice que el fundamento de su política es la Biblia.

La Biblia no se debe interpretar, debe ser tomada al pie de la letra y de allí emanan todas sus directivas políticas.

swissinfo.ch: ¿Este partido se puede considera claramente de derecha?

H. H.: Para nada, ya que sobre ciertas cuestiones la UDF está muy próxima a la posición de los sindicatos. Pienso, por ejemplo, en el tema de la apertura de los comercios en domingo. Como la izquierda, este partido también se opone a los alimentos modificados genéticamente.

Esto significa que sobre algunas cuestiones la UDF no teme sumarse a la izquierda. Aunque en general, queda bien claro que se trata de un partido conservador en lo que respecta al orden económico del país.

swissinfo.ch: Varios partidos se basan en el cristianismo. ¿Qué diferencias esenciales y qué similitudes existen entre éstos y la UDF?

H. H.: El Partido Cristiano Social (izquierda) y el Partido Demócrata Cristiano (centro-derecha) son mayoritariamente influenciados por el catolicismo y sus ideas sociales. En cambio, la UDF es 100% protestante.

De todos modos hay similitudes, por ejemplo, en la política familiar. Para ellos, la familia es el centro de la sociedad; institución que debe ser protegida y promovida por el Estado.

swissinfo.ch: ¿Puede crecer la UDF o está condenada a seguir siendo una pequeña formación?

H. H.: No es muy factible que se desarrolle, ya que muchas de sus ideas conservadoras son ya defendidas por la UDC. Es una competencia casi imbatible.

Después, la UDF está muy ligada a un evangelismo que, en Suiza, sólo puede tener fuerza en ciertas regiones protestantes. Sólo tiene alguna oportunidad en las ciudades y en los suburbios.

swissinfo.ch: ¿Qué piensa usted de la postura de la UDF contra los alminares?

H. H.: No creo que se trate de populismo con el fin de ganar las elecciones. Respecto a este punto, la UDF difiere de la UDC.

La UDF cree realmente que el Islam representa una amenaza, como vemos en sus posiciones. Por ejemplo, este partido defiende de manera muy fuerte al Estado de Israel.

swissinfo.ch: Las Iglesias oficiales son hostiles a la prohibición de los alminares. La UDF se distingue también de esto.

H. H.: Sí, aunque esto se explica por su base. Sus miembros no forman parte ni de la Iglesia católica ni de las Iglesias protestantes oficiales, pero si se conforma por pequeños grupos evangélicos libres que son independientes de cualquier organización nacional.

Olivier Pauchard, swissinfo.ch
(Traducción: Iván Turmo)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...