Sudán deja en libertad a la maestra que permitió a sus alumnos llamar Mahoma a un peluche

La maestra británica Gillian Gibbons, que había sido detenida en Sudán por permitir que sus alumnos le pusieran el nombre del profeta Mahoma a un oso de peluche, ya ha quedado en libertad tras obtener el perdón presidencial, según ha informado Kamal al Yizuri, uno de sus abogados.

El letrado ha afirmado que la docente ha sido trasladada a la embajada británica en la capital del país, Jartum, y que es posible que regrese a su país con los dos parlamentarios británicos que han negociado su liberación.

La noticia de la liberación de Gibbons se ha conocido después de que los parlamentarios Nazir Ahmed y Sayeeda Hussain Warsi, ambos de origen musulmán, se hayan reunido con el presidente sudanés, Omar al Bashir, a quien han solicitado la puesta en libertad de la maestra.

Quejas de los padres

Gibbons, oriunda de Liverpool (noroeste de Inglaterra), fue detenida hace ocho días por autorizar que sus alumnos –de 6 y 7 años– le pusieran el nombre de Mahoma a un oso de peluche. Pocos días después, un tribunal sudanés condenó a la maestra a 15 días de prisión.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, convocó en dos ocasiones al embajador sudanés en Londres, Omer Mohamed Ahmed Siddig, para protestar por el incidente y exigir la liberación de Gibbons. Miliband ha reiterado que la maestra cometió un "error inocente" y ha manifestado su esperanza de que el "sentido común" pudiera prevalecer.

El director de la escuela, Robert Boulos, ha dicho que la maestra no quería insultar al islam y seguía el programa educativo británico destinado a enseñar a los más pequeños el mundo animal y el tema de este año era el oso, según los medios británicos. Gibbons, que empezó a trabajar en Sudán el pasado agosto, fue arrestada después de que las autoridades educativas sudanesas recibiesen varias quejas de los padres.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...